Toros

Las figuras, más cerca de la Plaza de la Maestranza

La petición de disculpas por parte de Eduardo Canorea y Ramón Valencia podría allanar el camino para la contratación de Morante, El Juli, Manzanares, Perera y Talavante en la próxima Feria de Abril.

el 17 dic 2014 / 15:44 h.

TAGS:

120127-CANOREA-Y-VALENCIA-C Eduardo Canorea y Ramón Valencia, gerentes de la plaza de toros de Sevilla, han emitido un comunicado en el que piden disculpas a los toreros que se negaron a torear el año pasado bajo la contratación de la empresa Pagés. Aquella negativa fue la reacción a las explosivas declaraciones vertidas por Canorea en un almuerzo convocado en otoño de 2013 para valorar la temporada taurina con la prensa especializada. En su comunicado, los gestores del coso maestrante señalan que “en relación a los hechos acontecidos la pasada temporada, que impidieron la comparecencia de cinco figuras del toreo en la plaza de Toros de Sevilla, la Empresa Pagés quiere pedir disculpas a todo aquel que se haya sentido ofendido por nuestras declaraciones”. “Estamos convencidos de que la Feria de Sevilla necesita de la participación de las principales figuras, como ha sido tradicional en esta plaza que para nosotros es la primera del mundo”, explican los empresarios añadiendo que “la afición y la ciudad de Sevilla se merecen que todos pasemos página y que con buena voluntad y el consenso de todos seamos capaces de ofrecerles lo mejor”. Canorea y Valencia saldrían así al paso de las exigencias de petición de perdón que han venido pidiendo algunos de los toreros alzados: alguno, de forma privada y otros, públicamente. Es el caso de Morante de la Puebla que en una reciente entrevista televisiva ponía condiciones para volver a torear en Sevilla: “basta con dejar egos a un lado y pedirnos perdón”, señaló el diestro cigarrero que podría encontrar así el terreno allanado para concretar su vuelta a la plaza de toros de la Real Maestranza en unión de Julián López ‘El Juli’, José María Manzanares, Miguel Ángel Perera y Alejandro Talavante. En el almuerzo citado, Canorea acusó a las principales figuras de encontrarse “en la parra” y mandó a José Tomás “al Senegal”. En esa línea Morante pedía en su intervención televisiva “hacer las cosas bien, con cariño y con respeto”. “Ésa es la única manera posible de que yo pueda estar en Sevilla”, precisó el matador añadiendo que “se nos trató como si fuéramos poco más que unos saqueadores que íbamos a la empresa a llevarnos todo el dinero y eso es totalmente irreal”. La ausencia de las primeras figuras del toreo provocó el hundimiento definitivo de un abono que ya venía en caída libre desde algunos años antes. Los pobres resultados artísticos, la ausencia de público en los días grandes y el pobre planteamiento sobre el papel de la feria encendieron todas las alarmas aunque el conflicto, después de la petición de perdón de los empresarios, encontraría la puerta definitiva para su resolución.  

  • 1