miércoles, 19 diciembre 2018
05:41
, última actualización
Deportes

Las finales cogen al Betis en otro momento pésimo

Recibirá al Espanyol y al Racing después de sumar 1 de 12 y siendo uno de los peores equipos locales de toda la Liga.

el 18 mar 2012 / 20:54 h.

Nacho pugna con Michu en el Rayo-Betis del sábado.
A la espera de ver lo que ocurre hoy en el Espanyol-Racing y comprobar si su ventaja de seis puntos sobre la zona de descenso permanece intacta o disminuye en uno o tres puntos, los béticos asisten perplejos a un nuevo derrumbamiento de su equipo justo antes de encarar dos partidos que más que finales son finalísimas, el jueves ante el Espanyol y el domingo con el Racing. Los cántabros marcan la línea del descenso, así que sobran los comentarios. El gran problema de Pepe Mel y los suyos, dentro de los muchos que arrastran, es que de nuevo se hallan inmersos en otra malísima racha, la enésima de la temporada. En realidad son varias malas rachas que no lo acercan al filo del abismo porque el nivel de los que están por debajo es incluso peor que el suyo.

La primera serie negativa, la más cercana, es el cero de nueve puntos, producto de tres derrotas consecutivas. Se abrió en el campo del Levante (3-1), continuó en el Villamarín ante el Real Madrid (2-3) y se cierra, de momento, con el 3-0 del sábado en Vallecas. Obsérvese que el equipo verdiblanco ha encajado nueve goles en esos tres compromisos, a razón de tres en cada uno. Es la tercera ocasión de la temporada en que pierde tres veces consecutivas. La primera vez fue al principio de esa racha de seis derrotas seguidas entre las jornadas 6ª y 11ª (1-0 con el Getafe, 0-1 con el Levante y 4-1 en el Bernabéu) y la segunda, entre las jornadas 13ª y 15ª (1-0 contra el Villarreal, 2-3 ante la Real Sociedad y 2-1 en el campo de Osasuna).

Antes de estos tres partidos, el Betis empató con el Getafe en Heliópolis, así que la racha general es de cuatro jornadas sin ganar y un punto de doce posibles. También es la tercera vez que padece una racha así en lo que va de curso. En este último tramo es el peor equipo de la Liga, empatado a cero victorias y un empate con el Villarreal y el Racing, este último con ese partido pendiente en Cornellá-El Prat.

Lo curioso, y triste, del caso verdiblanco es que poco a poco se aproxima a aquella horripilante hondonada en que anduvo sumido durante diez jornadas en las que no consiguió ni un triunfo, perdió nueve partidos y apenas empató uno, contra el Málaga. Aquella serie de un punto de 30 se produjo entre las jornadas 6ª y 15ª y parecía bastante fácil ir mejorando un liston bastante paupérrimo, pero por desgracia para la escuadra de Heliópolis no es así. Las casualidades de la Liga han querido que su última racha de jornadas sin ganar empezase en el mismo punto que en la primera vuelta, frente al Getafe, y de momento el balance no es mucho mejor: en los cuatro primeros partidos de aquella vez, los de Mel no lograron ningún punto y ahora apenas han obtenido uno. Increíble pero cierto.

EN CASA NO LLEVA NI LA MITAD DE PUNTOS. A todas estas rachas, a cual más lamentable, hay que añadir una más con especial relevancia ahora que el Betis afronta dos jornadas seguidas en su estadio en menos de 72 horas. Resulta que todos los que pintan algo en la entidad de las trece barras llevan semanas reclamando que el estadio sea un fortín del que se escapen pocos puntos, pero el comportamiento del equipo deriva en un balance totalmente opuesto a tan buenas intenciones. Desde que comenzó la segunda vuelta, el Betis apenas ha retenido cuatro de los doce puntos dirimidos en su feudo, así que por ahora ya han volado ocho, una cifra que no permite hablar de fortaleza sino más bien de lo contrario. Los cuatro puntos obedecen al triunfo ante el Athletic en el descuento (2-1) y al empate con el Getafe (1-1); en las otras dos citas cayó ante el Granada (1-2) y el Real Madrid (2-3).

Esta trayectoria reciente no es puntual ni aislada; nada de eso. El Betis es uno de los locales más endebles de esta Liga y así lo reflejan sus números: lleva cinco victorias, tres empates y cinco derrotas, así que apenas ha logrado 18 de 39 puntos. Es decir, ni la mitad de lo que se ha puesto en juego en el Villamarín. En el ranking específico sólo es mejor que los tres últimos de la tabla general: Sporting (16 puntos), Racing (16) y Zaragoza (13). Y mejora al Rayo en promedio de puntos por partido, aunque en total lleva menos.

  • 1