Local

Las fisuras de un gobierno a cuatro

El gobierno cuatripartito de Chiclana ha resistido el primer año después de las municipales pero afronta el resto del mandato más debilitado y con menos apoyo. La pérdida de una edil de IU ha abierto una nueva crisis que puede hacer tambalear la corporación actual. Foto: Román Ríos.

el 15 sep 2009 / 08:46 h.

TAGS:

El gobierno cuatripartito de Chiclana ha resistido el primer año después de las municipales pero afronta el resto del mandato más debilitado y con menos apoyo. La pérdida de una edil de IU ha abierto una nueva crisis que puede hacer tambalear la corporación actual.

Las sumas y restas que variaron el color político del Ayuntamiento de Chiclana pueden volver a favorecer un cambio. El PP, con ocho concejales, IU, con tres, PA, con dos, y PSA, con uno, lograron apartar de la Alcaldía al PSOE, que obtuvo la mayoría con 12 ediles frente a los 14 sacados con la representación de estos cuatro partidos. La salida de Nadine Fernández, de IU, del equipo de gobierno, tras ser desvinculada de la asamblea local del partido, ha posibilitado que la oposición tenga sólo un edil menos que el cuatripartito.

El propio delegado de Urbanismo, José Pedro Butrón, de IU, reconoce que cuantitativamente el acuerdo se ha visto debilitado. "No es lo mismo 14 que 13, pero entendíamos que en este pacto se tenían que ver actitudes de respeto a la democracia y responsabilidades políticas cuando las cosas se hacen mal", indicó.

A pesar de las exigencias de sus antiguos compañeros, Nadine Fernández se ha negado a dejar su acta de concejal y figura como no adscrita. La edil, que iniciará un proceso de renovación de IU en Chiclana, y el PSOE abren la puerta a un posible pacto que dejaría en alerta naranja al cuatripartito. Para encender la luz roja le bastaría al grupo municipal socialista con recabar el apoyo de un solo concejal. El camino más fácil sería contar con el respaldo de María Ángeles Polanco, del PSA, quien ha cuestionado públicamente la gestión del equipo de gobierno.

En los últimos días, y en medio de las tensiones generadas tras la salida de la concejal de IU, Polanco ha sembrado algunas dudas con sus críticas a varias delegaciones municipales que, a su juicio, no están funcionando como deberían. "Hay que gobernar de cara a la ciudad, no se puede hacer de espaldas al ciudadano porque si no estamos haciendo lo mismo que otros gobiernos que han perdido la Alcaldía por eso", explicó.

El alcalde, el popular Ernesto Marín, le restó importancia a estas declaraciones y aseguró que en el gobierno no se han creado fisuras. "No tiene mayor importancia. Es normal que haya críticas. Yo estoy bastante contento de cómo estamos llevando la cosa", aseguró.

Si es cierto que había grietas en el cuatripartito se han intentado tapar con el reparto de las áreas de las que ha sido apartada Nadine Fernández y la reestructuración del Ejecutivo. Las delegaciones de Personal, Participación Ciudadana y Parques y Jardines se han repartido entre IU y PP, mientras que la edil del PSA ha conseguido la cuarta tenencia de Alcaldía. "Se le ha dado a mi partido el lugar que se merece", señaló.

Voces críticas . Si la estructura del cuatripartito se tambalea, también está en riesgo el trasfondo con el que se creó. La izquierda justificó en Chiclana su unión con la derecha en la firma de un pacto a favor de la regeneración democrática. Sin embargo, hay voces críticas dentro de esta formación que dicen que los objetivos en los que se inspiró este acuerdo no se están cumpliendo.

Precisamente, Nadine Fernández asegura que ha pagado esta actitud siendo apartada de sus delegaciones como consecuencia de "un ajuste de cuentas". El cuatripartito podrá sufrir hoy una nueva sacudida si la Mesa Antitransfuguismo que se reúne esta tarde declara tránsfugas a los concejales de IU por pactar con el PP en contra de los acuerdos globales de su partido con el PSOE.

  • 1