Cultura

Las flamencas de Ruvén Afanador se lucen en Sevilla

No sólo no ha suscitado la polémica que algunos profetizaban, sino que ha logrado provocar una notable simpatía entre la prensa y el público con el modelo tocado con una descomunal peineta que sirve este año como imagen de la XV Bienal de Sevilla. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 11:52 h.

No sólo no ha suscitado la polémica que algunos profetizaban, sino que ha logrado provocar una notable simpatía entre la prensa y el público con el modelo tocado con una descomunal peineta que sirve este año como imagen de la XV Bienal de Sevilla. Con una propuesta atrevida y sin duda llamativa, Ruvén Afanador se apuntó un tanto desde la presentación del cartel de la cita flamenca por excelencia, y ayer se anotó otro con la inauguración de la exposición Mil besos que tuvo lugar en la Avenida de la Constitución de la capital hispalense.

Si Yolanda Heredia se mostraba tan espectacular como irreconocible en el citado cartel, no será menos interesante comprobar cómo la creatividad de Afanador opera sobre figuras célebres del flamenco actual como Eva Yerbabuena, la familia Fernández, Concha Vargas, la Farruca, Matilde Coral o Isabel Bayón en una muestra que no escatima en trajes y maquillajes extravagantes, muy alejados de la imagen tradicional de la mujer cantaora o bailaora.

Batas de cola hechas de goma de varios metros de longitud, extensiones capilares imposibles, desnudos deslumbrantes componen, entre otros muchos recursos, la iconografía de este peculiar creador plástico, que también ha tenido como modelos a La Salvaora y La Majuma, mujeres de la Peña del Niño José de Paula, Alicia Márquez y otras muchas flamencas han dado inspiración a esta muestra.

El artista colombiano, asentado en Nueva York, tomó estas fotografías el pasado verano, cuando se trasladó a Andalucía para inmortalizar a varias artistas del flamenco, a fin de montar esta nueva serie que se presenta como una continuación de su famoso libro Torero, y que ahora se expone por primera vez en Sevilla. Al término de la Bienal, la muestra girará por todo el mundo, terminando su periplo en el MOMA de Nueva York.

La exposición, además, se inscribe en el marco del Mes de la Fotografía Flamenca, en el que suman sus esfuerzos el Museo del Baile Flamenco y espacios expositivos de la ciudad tan diversos como la galería Carmen Carmona, la galería Félix Gómez, el Fotómata, las galerías Concha Pedrosa, Nuevo Arte, Weber, Studio Hache, La Carbonería, el Club Arte Vivo, el Museo del Carruaje, las Naves del Barranco, la Universidad de Sevilla y la FNAC, entre otros.

  • 1