lunes, 19 noviembre 2018
22:24
, última actualización
Local

Las ganancias del aeropuerto se triplican tras el récord de viajeros

San Pablo se convierte en el sexto aeródromo más rentable de país con seis millones de beneficios.

el 30 abr 2012 / 20:37 h.

TAGS:

Despegue de un avión de Iberia de las pistas del aeropuerto de San Pablo.

El aeropuerto de Sevilla ya no sólo es rentable sino que triplica sus ganancias en plena crisis. El récord de viajeros logrado el año pasado, que rozó los cinco millones de pasajeros, ha permitido que San Pablo ganara seis millones de euros y se convierta en el sexto más rentable del país en 2011. De hecho, se sitúa en el club de los diez aeródromos españoles -de 47- que no se encuentran en números rojos. Estos beneficios, además, suponen un 221% más que en 2010, donde sus cuentas de explotación ya reflejaron ganancias por valor de 1,88 millones.

Sevilla se aupó además como el segundo aeropuerto más rentable de la península ibérica, solo por detrás de Alicante, que obtuvo diez millones de beneficios tras recuperar los 30 millones de pérdidas de 2010. El resto que le anteceden en la lista de ganancias son emplazamientos en las islas, que son destinos turísticos por excelencia: Palma de Mallorca (44,6 millones), Tenerife Sur (24,9), Gran Canaria (22,3) y Lanzarote (8,6). Eso sí, San Pablo escala posiciones, superando en ganancias a aeropuertos como los de Manises (Valencia), Ibiza o Bilbao, que en 2010 estaban por delante de Sevilla en rentabilidad.
El hecho de que el aeropuerto sevillano alcanzara los 4,9 millones de pasajeros en 2011, que se ha convertido en su techo histórico, ha sido un factor determinante para que aumentaran los ingresos de explotación, que crecieron un 17%, pasando de 41,46 a 48,63 millones. El crecimiento se detecta sobre todo en la mejora de los números en los servicios aeroportuarios, donde se han generado 7,23 millones, ya que lo obtenido en los servicios comerciales -la otra fuente ingresos- descendió unos 430.000 euros.

Desde que Aena Aeropuertos publica las cuentas de resultados de sus aeropuertos, Sevilla figura siempre entre los que obtienen beneficios. El primer balance que se hizo público se produjo en el año 2009, cuando el aeropuerto de Sevilla se convirtió en uno de los nueve que fueron rentables, aunque en aquel caso sólo fue por la cantidad de 690.000 euros, diez veces inferior a la lograda en 2011.

La fama de aeropuerto rentable cobra más valor si cabe se tiene en cuenta de que el aeródromo de San Pablo cuenta con un activo fijo neto de 138 millones de euros, además de ser uno de los cinco aeropuertos que no acumula deuda, junto a Gran Canaria, Lanzarote, Palma de Mallorca y Tenerife Sur. Estos datos contrastan con las macrocifras negativas que arrastran los grandes colosos aeroportuarios: El Prat (Barcelona) perdió el año pasado 21 millones y tiene una deuda de 1.699 millones de euros, mientras que Barajas (Madrid), perdió 94 millones y su deuda asciende a 5.527 millones.

Los datos contables del aeropuerto se hicieron públicos después de que trascendiera que, tras la gran afluencia de viajeros de 2011, el aeropuerto de Sevilla empieza a perder viajeros. La coyuntura económica ha sido determinante para que la terminal sevillana se haya dejado por el camino 110.000 viajeros en el primer trimestre de 2012, lo que supone una caída del 10,1%, aunque mejora las cifras de 2009 y 2010. En todo caso, esa caída en el comienzo del año no es un caso particular de Sevilla, sino "una tendencia generalizada de todos los aeropuertos españoles". Prueba de ello es que, pese al descenso, el aeropuerto sevillanos ha escalado al décimo lugar en pasajeros, superando a su gran competidor que es el aeropuerto de Manises.

  • 1