Local

Las grietas de los pisos crecieron 16 centímetros en sólo ocho horas

180 vecinos tuvieron que salir de sus casas, aunque 40 pisos fueron reabiertos. Los residentes de la calle Taf, Talgo y Ter avisaron al mediodía de que las grietas de sus pisos estaban creciendo. Bomberos dijo entonces que no había ningún peligro.

el 17 jun 2010 / 17:49 h.

TAGS:

Bernabé García, presidente de la asociación de vecinos Barqueta-Renfe, muestra una de las denuncias presentadas.
El miércoles al mediodía los vecinos de la calle Taf, Talgo y Ter, en las inmediaciones de la Barqueta, advirtieron de que las grietas que habían aparecido en sus pisos hace meses estaban creciendo de repente. A esa hora el mensaje era tranquilizador, pero fueron desalojados de madrugada, después de que se comprobara que las fisuras habían crecido 16 centímetros en ocho horas.

Así lo confirmó el gerente de Urbanismo, Miguel Ángel Millán, quien explicó que la orden de desalojar a unos 180 vecinos se tomó tras confirmarse que “en menos de ocho horas se habían registrado grietas de hasta 16 centímetros”. No obstante, Millán aseguró que lo ocurrido no tiene nada que ver con las grietas que denunciaron los vecinos en 2008. Además, apuntó que los técnicos estuvieron en la zona en tres ocasiones y no detectaron nada.

Fue a la una de la mañana cuando los Bomberos desalojaron cuatro bloques de vivienda por riesgo de derrumbe tras el aviso de los vecinos al 112, y posteriormente, a las cuatro de la mañana, se procedió al desalojo de los otros tres bloques contiguos ante el riesgo de derrumbe de la grúa (de 45 metros de alto y casi 50 toneladas de peso) de unas obras de la futura Escuela de Enfermería y de un parking de cuatro plantas subterráneas. Los vecinos han sido realojados en hoteles, aunque algunos de ellos pudieron en la tarde de ayer volver a las 40 viviendas que se reabrieron en las calles Maimónides, Talgo y Taf de aquellos bloques que no estaban afectados por grietas, sino que fueron desalojados por seguridad ante el temor de que la grúa se cayera.

Antes, por la tarde, y según confirmó la Delegación de Convivencia y Seguridad, detectaron varias grietas en la fachada y en distintas zonas de las viviendas. Los residentes explicaron que los bomberos les comunicaron que no había problemas y que incluso el jefe de obras llegó a decir que “no era buen día porque jugaba España”. Afortunadamente, no hubo que lamentar daños personales porque la mayoría de los residentes decidió no acostarse o incluso marcharse al ver que las grietas crecían. El propio gerente de Urbanismo calificó ayer las nuevas grietas de “incontrolables” e “imprevisibles”. A las seis de la tarde se paró la obra y ya de madrugada Bomberos asentó la grúa, que fue desmontada ayer por la tarde, con una base de 12 toneladas.

La grúa se inclinó siete grados debido, según los primeros estudios técnicos, a la acumulación de agua o a la retirada de lodo en la obra, muy cercana a los pisos de la calle Taf. De hecho, los vecinos habían denunciado en marzo la insalubridad del solar, que tiene una profundidad de 17 metros y llegó a acumular dos metros de agua.

Las obras del aparcamiento comenzaron en diciembre de 2007, pero por problemas económicos de la empresa quedaron paralizadas durante un año y medio y fue hace un mes cuando se retomaron los trabajos, tras adjudicarlos a otra empresa.

La situación de los edificios ya fue denunciada por los vecinos de las calles Taf y Talgo ante Urbanismo en noviembre de 2008. Sin embargo, tras una inspección, se determinó que las grietas carecían de importancia. El lunes, la Asociación de Vecinos Barqueta-Renfe volvió a denunciar en Urbanismo la aparición de grietas, pero según su presidente, Bernabé García, “ante su impasibilidad llamamos al 112”.

Por su parte, el rector de la Hispalense, Joaquín Luque, asumió ayer “toda la responsabilidad de los daños” y aseguró que la Universidad, a través de la aseguradora de la obra, se hará cargo de las reparaciones de los edificios y de los realojos. Luque dijo que lo primero son los vecinos, se disculpó por el perjuicio causado y se comprometió a “darle solución lo antes posible”.

  • 1