Local

Las grietas de un colegio obligan a un traslado parcial

Los alumnos de los seis cursos de Educación Infantil del edificio afectado por grietas en el Colegio Isabel Esquivel comenzarán las clases en la Villa de las Artes y el Conocimiento tras las vacaciones de las fiestas navideñas. Mañana habrá una asamblea en el teatro.

el 14 sep 2009 / 22:20 h.

TAGS:

Los alumnos de los seis cursos de Educación Infantil del edificio afectado por grietas en el Colegio Isabel Esquivel comenzarán las clases en la Villa de las Artes y el Conocimiento tras las vacaciones de las fiestas navideñas. Mañana habrá una asamblea en el teatro.

Hace unos días se celebró un Consejo Escolar, urgente y extraordinario, con presencia del profesorado, de representantes del Ayuntamiento de Mairena del Alcor y de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA). El director del colegio, Casimiro Navarro, explicó la medida, adoptada tras la decisión de los responsables municipales y de la Delegación Provincial de Educación de iniciar obras de manera inmediata con objeto de corregir las grietas detectadas en el citado pabellón, el último edificado de los tres que componen el centro escolar y que data de 1995.

Con la medida se atienden las demandas planteadas en el seno del colegio, en especial de grupos de padres que desde el primer momento exigieron el desalojo, a pesar de las llamadas a la calma realizadas por las autoridades. Su desconfianza se fundamentó en la mera observación del aumento de unas grietas que ya se venían apreciando desde hace años, y con mayor intensidad en los últimos meses.

También el desprendimiento del sobretecho de escayola de uno de los aseos contribuyó a la alarma.

La situación del edificio, de dos plantas, cuenta desde el 13 de diciembre de 2007 con un informe de la empresa Vorsevi, emitido con carácter de urgencia a instancias de la Consejería de Educación. En él se avanzaba la patología del edificio, concretándola en rotura de tabiquería con fisuras inclinadas de 45 grados tanto en muros interiores como exteriores.

También se apuntaba la necesidad de realizar trabajos de mayor envergadura para la emisión de un diagnóstico más afinado. En este sentido, los técnicos recomendaban una cata en las zapatas del edificio, sondeos y ensayos de penetración dinámica.

Todas estas actuaciones se fueron llevando a cabo durante estos días, ya que a pesar de que el informe no aconsejaba la clausura del inmueble al entender que no existía peligro de derrumbamiento, sí reclamaba celeridad en las medidas para evitar el agravamiento de la problemática.

De igual modo, aquella primera evaluación vaticinó como posibles causas de la situación el asentamiento del edificio sobre un solar de distinta composición en su subsuelo. Por un parte, hay materiales duros y compactos de alcor, mientras que, por otra, se trata de rellenos o arcillas.

Por otra parte, los técnicos de Vorsevi, en el informe al que tuvo acceso este periódico, sugirieron también un posible fallo en la red de saneamiento, "con arrojado de líquidos al subsuelo y lavado de finos, como causa coadyuvante del agravamiento del problema", al ocasionar la pérdida de resistencia en el lugar donde se asienta la infraestructura.

  • 1