Local

Las hectáreas quemadas quintuplican las de 2008 en Andalucía

En Andalucía han ardido en lo que va de año 11.300 hectáreas de monte, lo que quintuplica los daños respecto a todo 2008. Salvando 2004, cuando se quemaron 30.000 hectáreas en Riotinto, estamos ante el año de fuegos más catastrófico para la comunidad en toda la década.

el 16 sep 2009 / 08:00 h.

TAGS:

En Andalucía han ardido en lo que va de año 11.300 hectáreas de monte, lo que quintuplica los daños respecto a todo 2008. Salvando 2004, cuando se quemaron 30.000 hectáreas en Riotinto, estamos ante el año de fuegos más catastrófico para la comunidad en toda la década.

Según informó ayer la Agencia Efe, las alrededor de 11.300 hectáreas quemadas hasta final de agosto en Andalucía en más de 500 incendios forestales suponen ya casi la mayor superficie calcinada de la última década, excepto 2004, año en el que ardieron más de 43.000 hectáreas, según su análisis de las estadísticas de la Junta. Estas 11.300 hectáreas quemadas hasta ahora -de arbolado y pastizal, en su mayoría- pueden suponer uno de los peores años en cuanto a incendios forestales de la última década y superar las 11.526,2 hectáreas calcinadas en 2005, el peor año del decenio excepto 2004, ejercicio en el que un incendio, el de Riotinto (Huelva) quemó durante varios días más de 30.000 hectáreas.

La cifra de este año contrasta con las apenas 2.250 hectáreas que ardieron en la comunidad el pasado año, el mejor ejercicio en cuanto a fuegos forestales desde 1996, cuando la superficie quemada por los siniestros forestales no alcanzó siquiera el millar de hectáreas. La superficie forestal quemada este año en Andalucía supera ya ampliamente la tendencia de la última década, que se sitúa en unas 7.300 hectáreas -es decir, 4.000 hectáreas por encima de esa media-.

La Consejería de Medio Ambiente siempre sostiene que el 80% de los fuegos no pasan de conato (menos de una hectárea), aunque su titular, Cinta Castillo, reconoció en el Parlamento que los incendios casi se han duplicado.

Además de la importancia cuantitativa de la superficie forestal quemada también destaca este año la pérdida de espacios de gran valor medioambiental, en especial la Sierra de Cabrera (Almería), donde dos incendios consecutivos asolaron en julio más de 7.000 hectáreas de un gran valor ecológico. Esta sierra, declarada Lugar de Interés Comunitario (LIC), está considerada como una de las reservas naturales más importantes de Andalucía porque alberga especies en peligro de extinción, como la tortuga mora, y aves esteparias, como el alcaraván o el chotacabras y, además, era uno de los espacios de mayor valor botánico de España al contar con más de mil especies vegetales diferentes, algunas únicas en el mundo.

  • 1