martes, 18 diciembre 2018
09:04
, última actualización
Deportes

Las heroínas ganan al Estrecho

Cinco horas y 25 minutos tardaron las cuatro andaluzas en cruzar a nado hasta África para hacer historia con la fuerza de la solidaridad.

el 14 nov 2014 / 12:49 h.

Estrecho María Pujol (iz), María Principal, Fátima Souissi y Miriam Gómez (d), tras completar el desafío del Estrecho. A las 16.25 horas de la tarde cuatro nadadoras andaluzas lograban tocar tierra en la costa de Marruecos, 5  horas y 25 minutos después de la partida en el Puerto de Tarifa, tras recorrer aproximadamente unos 20 kilómetros. Las sevillanas María Pujol y Miriam Gómez, la gaditana Fátima  Souissi y la granadina María Principal Gallardo hacían historia. Por primera vez cuatro mujeres cruzan juntas a nado el Estrecho de Gibraltar. Un éxito para la natación andaluza y para este reto solidario que persigue recaudar fondos para la construcción de una escuela en la India, junto a la Fundación Vicente Ferrer, y para una ‘Caravana de Alimentos’ destinada al pueblo saharaui. Este desafío es una iniciativa de Rumbo Solidario, una asociación cordobesa que tiene como objetivo contribuir a través de retos deportivos a erradicar la pobreza en las zonas más desfavorecidas del mundo. Las donaciones se pueden realizar en la plataforma ‘Mi Grano de Arena’ (www.migranodearena.org). “El objetivo era llegar y lo hemos conseguido”, decía María Pujol, ya de vuelta en barco en Tarifa. “Ha sido emotivo, alguna lágrima se ha escapado cuando lo hemos logrado las cuatro juntas. Esperamos que con esto colaboremos a concienciar a la gente, estamos muy contentas por esos niños de la India a los que vamos a ayudar”, confesaba. La triatleta nunca había nadado tantas horas. “Es la primera vez, había hecho alguna travesía pero de 4.000 metros. Nada como esto. Ha sido duro porque a partir de las dos horas ha entrado temporal con viento en contra y teníamos la sensación de que no avanzábamos, y en una milla náutica hemos tardado una hora”. Con el aumento del oleaje, sufrieron también mareos y vómitos, y tuvieron que luchar con el descenso de temperatura del agua, de los 18 grados iniciales a los 13 grados de muchas zonas, aunque iban protegidas con trajes de neopreno y grasa para la cara y los pies. “Miriam lo ha pasado mal pero nos hemos ido ayudando entre todas para conseguirlo”. Fue nadando con molestias en un hombro, de una lesión que ya arrastraba. Pero no todo fue pasarlo mal. “Hemos visto atunes, calderones... nadar con ese agua tan azul es increíble”. Luego, el regreso a Tarifa tampoco fue sencillo, aunque fuese en barco. Cualquiera que cruce el Estrecho con mala mar lo sabe bien. Si hubo vómitos a la ida nadando en el agua, también a la vuelta. “Supongo que el cansancio ha tenido también que ver. Ahora estamos reponiendo fuerzas, tomando algo caliente antes de volver para Sevilla”. Y la campeona de España de triatlón, como siempre, no piensa descansar mucho tiempo, más bien todo lo contrario. “Mañana (por hoy) ya pensaba salir a hacer algo”, confiesa esta adicta al deporte, que engrosa un cuarteto de heroínas que un 13 de noviembre de 2014 hizo historia en el Estrecho.

  • 1