Local

Las industrias culturales de Andalucía

La cultura, la gestión cultural, los empresarios andaluces del audiovisual se reúnen por segunda vez en una Feria de Industrias Culturales de Andalucía. Probablemente los resultados no ofrezcan datos económicos cuantitativos. Pero su efecto sobre la industria...

el 15 sep 2009 / 23:34 h.

La cultura, la gestión cultural, los empresarios andaluces del audiovisual se reúnen por segunda vez en una Feria de Industrias Culturales de Andalucía. Probablemente los resultados no ofrezcan datos económicos cuantitativos. Pero su efecto sobre la industria es muy importante. Está permitiendo a los que se dedican a esto verse juntos. Se dan cuenta de que no son cuatro románticos actuando por libre. Andalucía dispone de un potente tejido empresarial en el mundo de la cultura. Nos suele ocurrir a los andaluces que en estas materias de la industria tenemos problemas de autoestima. Pero ver a tanta gente, tantos segmentos de la actividad cultural exhibiendo sus productos genera una legítima satisfacción, una complacencia que contrasta con un pasado de desierto industrial en el mundo de la cultura. Estar convencido de que la cultura es una industria es lo primero para que lo sea y sea rentable. Y sólo los derrotistas, que los hay, solo los que no confían en los esfuerzos colectivos piensan que este gran esfuerzo de promoción es inútil.

Poner a rodar las bolas es la mejor forma de que estas cojan velocidad. Y la FICA tiene ya dinámica.

No estoy en la mesa camilla de la Consejería de Cultura que ha impulsado esta iniciativa pero este tipo de cosas es una de las que justifican toda una gestión porque no es un escaparate de cuatro colores sino la exposición del tejido empresarial andaluz y sus agentes corporativos y públicos de promoción.

La Cultura ha sido una "maría" tradicionalmente en donde se ha practicado a rajatabla el "primum vivere, deinde filosofare". Cuando la sociedad cambia sus ejes de futuro empresarial, la cultura en todos sus vectores aparece como un sector que genera riqueza y si me apuran produce un efecto que está en riesgo: garantiza la permanencia de la identidad cultural. Sin la gente de la cultura y sus empresarios se produce inevitablemente la colonización cultural. La globalización es un riesgo para la supervivencia de lo local pero puede ser una palanca para exportar lo que se tiene. Y esto es lo que se nota en el FICA que tenemos activos potentes que está preparado para enfrentarse juntos al mundo exterior. Hoy me siento muy bien en mi tierra.

Abogado

crosadoc@gmail.com

  • 1