Local

Las inundaciones provocan 16 muertos y pérdidas de más de 111 millones de euros

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó de "desastre" las inundaciones provocadas por las lluvias que han azotado desde enero pasado la zona costera del país y que han causado la muerte de 16 personas y pérdidas por más de 111 millones de euros en el sector agrícola.

el 15 sep 2009 / 00:35 h.

TAGS:

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó de "desastre" las inundaciones provocadas por las lluvias que han azotado desde enero pasado la zona costera del país y que han causado la muerte de 16 personas y pérdidas por más de 111 millones de euros en el sector agrícola. "Esto ya no es una emergencia, es un desastre", dijo Correa en su programa semanal de radio transmitido ayer desde la zona costera y después de un sobrevuelo del mandatario por las zonas afectadas por las inundaciones.

Tras lamentar la muerte de 16 personas por las riadas, Correa pidió unidad a sus compatriotas y a las autoridades locales para afrontar de mejor manera la emergencia que ha provocado grandes pérdidas en el sector agrícola. De acuerdo con el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuicultura y Pesca, hasta el momento se han perdido 114.384 hectáreas, gran parte de ellas pastizales para ganado, arroz, cacao, plátano y maíz. La provincias costeras de Manabí y Guayas son hasta el momento las que más pérdidas han reportado, aunque Walter Poveda, el ministro de Agricultura, anotó ayer que también la provincia de Los Ríos se ha visto seriamente afectada con cerca de 110.000 hectáreas de cultivos dañadas. Correa agradeció a Argentina, Venezuela, España y Japón la ayuda que han comprometido para Ecuador con el fin de asistir a los damnificados por la catástrofe.

De acuerdo con el gobernante, las inundaciones han obligado a la evacuación de 265.000 personas. Recordó que decretó el estado de emergencia en todo el territorio nacional, bajo la coordinación de las Fuerzas Armadas, lo que permitirá "mucha mayor capacidad de ejecución" en las acciones de atención a los afectados. El Gobierno descartó de momento alertas por epidemias.

  • 1