Deportes

Las lesiones y la excusa del cansancio

Tres futbolistas del Sevilla volvieron a lesionarse ayer. Es una tónica habitual esta temporada en el equipo nervionense, cuyo fondo físico además es paupérrimo. Y no es por cansancio, porque el Atlético, que ha jugado más partidos que el equipo nervionense, mantiene un mejor estado físico. En algún sitio está la deficiencia.

el 02 may 2010 / 21:03 h.

El Atlético de Madrid es el equipo que más partidos oficiales ha jugado en España, un total de 59, y aún le quedan cinco más, es decir, acabará la temporada con 64. El Sevilla ha disputado hasta el momento 51. Debe aún disputar tres de Liga y la final de la Copa del Rey, es decir, que concluirá la campaña con 55. Lo curioso de estos datos es que en el partido de ayer resultaron tres futbolistas lesionados, y los tres fueron del Sevilla, aun habiendo disputado menos encuentros que su oponente ayer y, sobre todo, su oponente el 19 de mayo. Es más, en el Atlético los futbolistas han rotado menos, sus jugadores de peso han participado en más partidos y Abel antes y Quique después han recurrido a un grupo definido de jugadores. El Sevilla ha utilizado asiduamente a más de 25.

Es la prueba de que la teoría del cansancio es una milonga futbolística como otras tantas que campan a sus anchas en este mundo del balompié. En realidad lo que hay son equipos mejor y peor preparados, futbolistas mejores y peores físicamente, más o menos profesionales y entrenadores peores y mejores.  

De hecho, el Atlético de Madrid ha llegado a este final de temporada infinitamente mejor anímica y físicamente que el Sevilla. Eso no quiere decir que vaya a ganar primero la Liga Europa y que después vaya a pasearse en la final del Camp Nou. No tiene por qué. Pero sí debe servir para tomar nota. Porque las armas no serán las mismas que este domingo en el Sánchez Pizjuán. El equipo de Antonio Álvarez tiene claro a quién o a quiénes debe encomendarse. Luis Fabiano, Kanouté y Navas pueden revertir cualquier situación, pero la ventaja, por ahora, es colchonera.

Por lo que pueda pasar, más le vale a Negredo enchufarse de verdad en estos últimos cuatro partidos. Por el Sevilla y por él. Con la lesión de Luis Fabiano tiene de nuevo una responsabilidad que asumir. De paso, su puesto en el Mundial peligra si no da un giro radical en su rendimiento.

  • 1