"Las llamas estaban por todas partes. El cielo estaba todo cubierto de rojo"

Más de 5.000 vecinos fueron desalojados en plena noche por la cercanía e intensidad del fuego.

el 31 ago 2012 / 20:40 h.

-->-->-->

El cielo se volvió rojo la madrugada del viernes en gran parte de la provincia de Málaga. La intensidad de las llamas obligó al desalojo de más de 5.000 vecinos de la urbanización Entre Ríos y Fuente Las Tejas en Coín; la zona de Elviria y el refugio del Juanar en Marbella; Alhaurín el Grande; Mijas; Marbella y Monda, así como toda la localidad de Ojén en mitad de la noche. Sus vecinos, en medio de la consternación, aseguraron que la imagen era "impresionante". "Había fuego por todas partes, toda la sierra estaba ardiendo". El miedo fue la tónica dominante de la noche en lo que algunos no dudaron en calificar como "una auténtica ruina, con mucho daño, casas y animales quemados". Todos salieron de sus casas con lo puesto. "A las cuatro de la mañana llegó la Policía con altavoces y megáfonos diciendo que iban a desalojar el municipio y tuvimos que salir corriendo" explicaron. "Hemos vivido una situación muy dramática".

La Cruz Roja se movilizó rápidamente para dar respuesta a los desalojados y estableció zonas de acampamento y albergue en el municipio de Monda, con capacidad para unas 200 personas; Mijas, con cuatro espacios para otras 200, y Marbella, en un polideportivo con plazas para 380 personas. Sin embargo, la mayoría de los vecinos se dirigieron a otros lugares o a casas de familiares, ya que sólo alrededor de 200 personas se alojaron en los centros habilitados.

Desde que se originó el incendio en Coín en la tarde del pasado jueves, el sistema Emergencias 112 Andalucía ha atendido más de 2.000 llamadas. En concreto, los primeros avisos comenzaron a recibirse a las 18.49 horas, alertando de un incendio en la zona del Barranco Blanco (Coín).

La dirección de la Policía Local de Mijas habilitará el lunes una oficina para que los ciudadanos afectados por el incendio puedan tramitar las denuncias a presentar ante sus compañías de seguro para el cobro de la indemnización por daños.

  • 1