Local

Las madres se encaran con Toscano por la masificación de un colegio

Unas 20 madres del colegio Vicente Aleixandre aparecieron en el Pleno del viernes para protestar por el ingreso de 75 niños en el centro escolar. Incluso se encararon con el alcalde, Francisco Toscano (PSOE), porque el Ayuntamiento negó que hubiera masificación en el centro. Foto: Pedro Cela

el 15 sep 2009 / 05:00 h.

TAGS:

Unas 20 madres del colegio Vicente Aleixandre aparecieron en el Pleno del viernes para protestar por el ingreso de 75 niños en el centro escolar. Incluso se encararon con el alcalde, Francisco Toscano (PSOE), porque el Ayuntamiento negó que hubiera masificación en el centro.

El nuevo colegio de Infantil y Primaria Vicente Aleixandre está situado en la barriada Cantely. Los niños fueron trasladados allí desde el antiguo colegio del mismo nombre, ubicado en la céntrica calle Real Utrera. Actualmente hay 175 alumnos de tres, cuatro y cinco años repartidos en tres clases.

Para el curso 2008/2009 se prevé el ingreso de 75 alumnos más de estas edades, contando con que 25 de ellos pasen a las aulas específicas para cursos de Primaria, habrá un total de 225 alumnos de Infantil.

Según Arantxa Uribarren, una de las madres afectadas, actualmente los niños juegan en el corredor de emergencia, con la preocupación que esto supone para las madres, puesto que el curso que viene serán más de 200 niños jugando allí, con una cancela que da al exterior y un cerrojo "fácilmente manipulable por los chavales".

Uribarren también añadió que no hay aulas suficientes para estos chicos y habría que meterlos en la zona de Primaria, lo que supondría incumplir la ley, que dice que las aulas deben tener un cuarto de baño dentro, y éstas no lo tienen.

Paralizar esta situación, cuando aún no se ha cerrado el periodo de ingreso para el próximo curso es una de las principales preocupaciones para las madres, que se encararon con el alcalde a la finalización del pleno municipal, exigiéndole que construyera más colegios.

Por su parte, el Ayuntamiento negó que el nuevo centro estuviera masificado. Toscano aludió específicamente a "brotes de natalidad" en zonas puntuales de la ciudad, que aumenta la demanda de colegios y líneas de Primaria, como ocurre en la citada zona.

Lo único que va a ocurrir, según el alcalde, es que unos niños de cinco años ocupen aulas habilitadas para alumnos de seis, todo como medida provisional. El consistorio también prometió que se utilizarían los terrenos de un parque, situado al lado del colegio, para ampliar el centro, pero sin especificar si se utilizará para un patio de recreo o para nuevas clases.

El Ayuntamiento quiere además hacer firmar a los padres que tengan que vivir esta situación, para que sus hijos se trasladen al colegio que se construirá en la zona de Huerta Princesa, medida que las afectadas interpretan como "utilizar a los niños como moneda de cambio". Las madres han concertado una reunión con la concejal de Educación, Ana Conde, para el próximo jueves.

  • 1