Deportes

Las matemáticas no engañan: el actual Caja es el peor de la historia

Con cuatro victorias y trece derrotas, cinco de ellas consecutivas, el Cajasol se ha instalado en puesto de descenso a la LEB Oro. Y no sólo eso: ha firmado la peor primera vuelta de sus casi dos décadas de permanencia en la ACB.

el 14 sep 2009 / 22:42 h.

Con cuatro victorias y trece derrotas, cinco de ellas consecutivas, el Cajasol se ha instalado en puesto de descenso a la LEB Oro. Y no sólo eso: ha firmado la peor primera vuelta de sus casi dos décadas de permanencia en la ACB.

Un comienzo de temporada tan flojo no lo había sufrido en sus carnes jamás la parroquia de San Pablo. De hecho, sólo en tres de los anteriores dieciocho ejercicios en la élite el arranque fue de similar inquietud: en la del debut (89/90), con el equipo encuadrado en el Grupo A-2, sólo ganó dos de los once primeros encuentros, aunque luego se repuso y ya sumaba media docena en las primeras 17 jornadas; dos cursos después (91/92), ya con dos vueltas de 17 encuentros, el Caja de Pesquera sólo venció en cinco encuentros de la primera, si bien supo reaccionar (9 en la reanudación) y hasta jugó las eliminatorias por el título (16 equipos), si bien su mal play-off le llevó hasta la 19a plaza final, aun sin riesgo de descenso; y, por fin, muy reciente, en la 05/06, con Javier Fijo en el banquillo, sólo sumó seis triunfos hasta el ecuador, pero lo arregló Manel Comas en la segunda vuelta (8), casi hasta el final en peligro.

Por lo demás, el sevillano ha sido tradicionalmente un equipo de mejores primeras vueltas que segundas, en especial en los últimos tiempos. Es más, desde que se recuperara el formato con 18 equipos en la campaña 96/97, hasta cinco veces se han firmado segundas vueltas para olvidar: con 5 triunfos en la 97/98 (Pesquera había sustituido a Maldonado), 00/01 (Fijo había entrado por Imbroda), 01/02 (se mantuvo a Crespi) y 04/05 (Quintana por Perasovic)... y con sólo 4 en la 06/07 (Moncho López reemplazó sin éxito a Comas).

Dos conclusiones: uno, el Caja lleva apenas 8 victorias en las dos últimas vueltas (Comas+Moncho y Magnano), ni siquiera una cada cuatro partidos que disputa; y dos, los cambios de técnico (casi) nunca sirvieron para mejorar la situación.

¿Cuántas necesita? Ante tan sombrío panorama, la pregunta es obvia: ¿cuántas victorias ha de sumar en la segunda vuelta el Cajasol para escapar de la hecatombe? Los antecedentes dictan que para salvarse hay que moverse en la horquilla entre los diez y los doce triunfos al final de la liga regular, esto es, los de Magnano deben ganar aún entre seis y ocho encuentros.

En la última década, sólo en dos ocasiones el decimosexto llegó a los trece triunfos (el León en la 98/99, si bien los descendidos, Granada y Murcia, sólo ganaron ocho y cuatro partidos; y el Lleida en la 03/04, esa vez sí necesarios ya que quedó empatado con el condenado Fuenlabrada). Todo apunta a que la permanencia pasará por asegurar el average favorable ante los rivales.

  • 1