domingo, 20 enero 2019
23:54
, última actualización
Cofradías

Las monjas del calendario

El autor del almanaque de curas atractivos del Vaticano lanza uno sobre las religiosas de clausura sevillanas

el 30 jul 2014 / 09:00 h.

15960811Desde esta semana en el torno del maltrecho convento de San Leandro usted podrá adquirir, junto a las célebres yemas, los pestiños de San Agustín, las magdalenas de Santa Rita y otros recuerdos de artesanía monástica el primer calendario dedicado a los monasterios de clausura de Sevilla con fotos reales de las monjas como abanderadas de cada uno de los meses. Se trata de la última creación de Piero Pazzi, el conocido fotógrafo italiano autor del esperado Calendario Romano de curas sensuales del Vaticano que todos los años arrasa en las tiendas de souvenirs italianas. Pero no se alarmen. El almanaque de religiosas sevillanas de 2015 que el propio fotógrafo ha donado  a los conventos sevillanos «no es un producto turístico» y tampoco busca «poner a una monja del mes». Su finalidad es otra bien distinta. Pazzi quiere ofrecer con esta publicación un punto para la reflexión. «El interés es dar a conocer la vida interior de los conventos, testimoniar que la clausura no es un estilo de vida del pasado sino que es una realidad que todavía perdura y que tiene futuro, de ahí que en la portada del calendario aparezca una monja joven», explica desde Montenegro este fotógrafo de origen veneciano, enamorado de la Semana Santa de Sevilla y que incluso llegó a vivir durante una década en la capital hispalense, entre 1994 y 2004, en una casa de su propiedad en la calle Doctor Letamendi. Probablemente, fue en este perido cuando Pazzi se enamoró de la armonía, la paz, el silencio y la belleza que encierran estos lugares de vida contemplativa, cuyo elevado número en el casco histórico hacen de Sevilla una ciudad peculiar. «La clausura es una peculiaridad muy marcada en Sevilla. Es una opción de vida que, aunque no muy común, es aún válida en estos tiempos para muchas mujeres que han  quedado viudas o cuyos hijos ya han marchado de casa. Antiguamente era costumbre entre las damas de la realeza retirarse al convento llegada cierta edad. Mira el caso de San Clemente», apostilla. DSC_3678aPara confeccionar este calendario Piero Pazzi se adentró en la clausura de todos los conventos sevillanos, a excepción del de las Mínimas, en Triana, único al que le ha sido imposible acceder. «Las fotos las hice en 2012 mientras me encontraba en Sevilla coordinando una exposición de la embajada de Montenegro que se realizó en el Alcázar sobre los exvotos de la Virgen de la Roca», explica el creador de un calendario que, de momento, sólo se puede adquirir por el módico precio de 3 euros en el convento de San Leandro, pero que más adelante también se distribuirá en los demás monasterios de clausura. «Es una forma de contribuir a sostener los conventos, algunos de los cuales, como San Leandro y Madre de Dios, tienen serias dificultades para afrontar las obras de remodelación de sus edificios. El calendario permanecerá colgado en las casas durante todo un año y puede que alguna persona se muestre interesada en conocer esta opción de vida». Amén de dedicarse a la oración, las monjas del calendario de Piero Pazzi se muestran realizando sus tareas domésticas: elaborando dulces en el obrador, instalando el Belén por Navidad o simplemente limpiando las estancias del monasterio. Pazzi aspira a que alguna empresa local le tome el relevo y que el calendario de monjas sevillanas de clausura se convierta en una iniciativa anual.

  • 1