Local

Las mujeres quedan fuera del Parlamento de Kuwait

Los hombres han ocupado la mayoría de los escaños del Parlamento kuwaití tras los resultados de las elecciones celebradas el sábado en ese emirato, en las que ninguna de las 27 mujeres candidatas obtuvo ni uno solo de los 50 escaños.

el 15 sep 2009 / 05:01 h.

TAGS:

La corriente salafista y los chiíes han ocupado la mayoría de los escaños del Parlamento kuwaití, conforme a los resultados finales de las elecciones celebradas el sábado en ese emirato, en las que ninguna de las 27 mujeres candidatas obtuvieron ni uno solo de los 50 escaños de la Cámara.

Según los medios de comunicación locales, la corriente salafista y sus aliados del Movimiento Constitucional Islámico (Hermanos Musulmanes) acapararon con al menos 28 de los escaños de la Asamblea, mientras que los chiíes consiguieron cinco y los liberales siete. El resto de los escaños los obtuvieron figuras independientes, varias de ellas con opiniones conservadoras.

Casi todos los candidatos han contado con el apoyo de sus respectivas tribus durante el proceso electoral, en el que el pequeño pero rico emirato árabe del Golfo Pérsico fue dividido en cinco circunscripciones y no en 25 como ocurrió en las elecciones de 2006.

Las autoridades aseguran que al menos el 60% de los 361.657 kuwaitíes con derecho a voto participaron en los comicios, y que éstos se desarrollaron en un "ambiente de transparencia y calma", y sin incidentes.

Las mujeres representan poco más del 56% del electorado, y la amplia afluencia de las féminas a las urnas había llevado a varios analistas a pronosticar la victoria de al menos tres de las 27 candidatas (del total de los 275 aspirantes).

Entre estas se destacaban los nombres de las liberales Rola Dashti, Fatima Abdali y Asil al Awadi, ésta última de la Alianza Nacional Democrática y las dos primeras se presentaban como independientes.

Los resultados finales indican, sin embargo, que ninguna de ellas ha conseguido escaño, algo que los comentaristas atribuyen a la naturaleza tribal y conservadora de la sociedad kuwaití, donde mucha gente aún no acepta ser representada por una mujer.

La participación de las mujeres en los comicios del sábado es la segunda desde que el Parlamento les concediera el derecho a votar y a presentarse como candidatas, en mayo de 2005, tras una larga lucha por la igualdad en los derechos políticos.

El Parlamento kuwaití es el único elegido democráticamente en los seis países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) Pérsico, integrado también por Arabia Saudí, Qatar, Omán, Bahrein y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Esos países cuentan con consejos consultivos, sin poder legislativo, pero varios de ellos han adoptado en los últimos años algunos pasos hacia la democracia. Estados como EAU y Bahrein han celebrado comicios para elegir la mitad de los miembros de los Consejos consultivos, mientras que la otra mitad es hasta ahora nombrada por el jefe de Estado.

Pese a ser el único país árabe del Golfo Pérsico con Parlamento completamente elegido de forma democrática, la vida política en Kuwait se caracteriza por los continuos enfrentamientos entre el Parlamento y el Gobierno.

La cámara anterior, elegida en 2006 y dominada por los diputados islamistas y tribales, fue disuelta el 19 de marzo pasado por el emir de Kuwait, jeque Sabah al Ahmad al Sabah, después de una crisis entre los poderes legislativo y Ejecutivo, y que llevó a la dimisión del Gobierno dos días antes.

Kuwait, que produce 2,5 millones de barriles diarios de crudo, cuenta con una población de unos 3.300.000 habitantes, aunque más del 60% de ellos son trabajadores extranjeros, en su mayoría asiáticos.

Alrededor del 80% de los kuwaitíes son musulmanes, y un 30% de ellos pertenecen a la rama chií del Islám.

Entre los cinco diputados chiíes que obtuvieron escaños en los comicios del sábado figuran Adnan Abdelsamad y Ahmad Lari, cuya participación en los funerales de un líder del grupo libanés chií Hizbulá, Imad Mugniye, asesinado en febrero en un atentado en Damasco, había suscitado tensión y protestas en Kuwait antes del inicio del proceso electoral.

Varias personas han sido detenidas por su participación en los funerales de Mugniye, considerado terrorista por los suníes kuwaitíes, y algunas fueron acusadas de pertenecer a un grupo kuwaití similar al Hizbulá.

  • 1