Las multas de la inspección laboral ascienden a 19 millones en el primer semestre

La mayoría de las sanciones a las empresas infractoras son por no proteger la seguridad de sus trabajadores.

el 25 oct 2009 / 22:07 h.

Quien la hace la paga. La Inspección de Trabajo realizó 101.392 actuaciones (entre visitas sorpresa, expedientes administrativos y solicitud de comparecencias a los responsables)en el primer semestre del año y en 8.522 ocasiones levantó actas de infracción. Las empresas andaluzas que incumplieron la normativa laboral tendrán que pagar sanciones que en total ascienden a 19,2 millones de euros (en todo el año pasado se impusieron 46,8 millones en multas). La mayoría (más de seis millones)por no proteger la seguridad de sus trabajadores. De hecho, 63 obras fueron paralizadas. Y a pesar de todo, en los primeros seis meses del año, 34 andaluces murieron en el ejercicio de su trabajo y en total se registraron 53.905 accidentes.

 

Existe cierto sentir general entre los trabajadores de que es difícil perseguir y demostrar las irregularidades de la patronal, si bien la intervención de la inspección ha mejorado las condiciones de 36.384 empleados, 545 de ellos extranjeros, los más vulnerables. Las multas en este ámbito ascendieron a 3,4 millones.

Gracias a la acción inspectora, en el primer semestre 4.263 personas fueron dadas de alta en la Seguridad Social y se impusieron sanciones por 5,8 millones de euros por irregularidades en las altas o cuotas. Otros 3.829 trabajadores vieron como se transformaban en indefinidos sus contratos temporales que ya superaban los dos años permitidos o que, bajo el concepto de obras y servicios, ocupaban puestos que en realidad son estructurales.

Las cifras de altas se asemejan a las del año pasado, ya que en todo 2008 se regularizó la situación de 8.699 trabajadores. Sin embargo, en la conversión de contratos temporales en indefinidos se observa una tendencia a la baja, pues en todo 2008 fueron 11.942 los trabajadores eventuales hechos fijos. La crisis parece hacer más atractivo el despido y la contratación continuada de personal eventual que su integración en la plantilla estable.

Con todo, en una comunidad con casi tres millones de ocupados, los sindicatos creen que muchas más irregularidades quedan impunes, en parte por la falta de efectivos de la Inspección. Frente a la ratio ideal fijada por la Unión Europea de un inspector por cada 7.000 trabajadores, en Andalucía -con 149 inspectores y 156 subinspectores- la proporción es de un agente por cada 21.000 empleados. La Consejería de Empleo colabora con 32 técnicos habilitados que en lo que va de año han detectado 158 infracciones e impuesto multas por valor de 448.744,38 euros. Aunque existe coordinación, la Junta lleva tiempo reclamando el traspaso de competencias para la gestión de la inspección tal como recoge el Estatuto andaluz.

La mayoría de las infracciones registradas por la Inspección estatal corresponden a irregularidades en la contratación o incumplimientos de los convenios, pero son las vulneraciones en materia de seguridad laboral las que reciben las multas más altas. Además de estos ámbitos y los relativos a extranjería, casi tres millones de euros corresponden a sanciones por conflictos colectivos o individuales (desde huelgas a la persecución -más o menos directa- de representantes sindicales). El resto obedecen a empresas que obstruyeron la labor inspectora, e incluso de la justicia, o que no ejercieron el debido control sobre las ayudas y subvenciones públicas recibidas.

  • 1