martes, 18 diciembre 2018
00:31
, última actualización
Local

Las ‘niñas de Marín’ van a Estrasburgo

Cinco hijos extramatrimoniales reclaman en Europa tener derecho a la herencia de su padre.

el 22 oct 2011 / 20:44 h.

TAGS:

Los cinco hijos extramatrimoniales de Antonio Marín, un rico propietario de Écija fallecido hace casi medio siglo, llevarán su conflicto hereditario ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Los cinco hermanos quieren que este tribunal europeo avale el derecho que creen tener a cobrar parte de la herencia de su padre tras reconocer los tribunales españoles en 2002 su filiación y el derecho a llevar el apellido de su padre, pese a haber sido concebidos fuera del matrimonio, aunque el Tribunal Constitucional sí rechazó su pretensión de cobrar la herencia paterna.

Ahora, el bufete de abogados de Fernando Osuna, que defiende a estas cinco personas desde el inicio de las reclamaciones por llevar el apellido de su difunto padre, ha llevado el caso de estos hermanos de Écija al Tribunal de Derechos Humanos argumentando que "hay violación de derechos fundamentales, entre ellos el de la tutela judicial efectiva, y trato discriminatorio".

Los hijos de Marín -cuatro mujeres y un hombre- y su letrado sostienen su petición en argumentos distintos a los que plantearon ante el Tribunal Constitucional, "que, ni siquiera entró en el fondo del asunto", se queja Osuna.

El abogado entiende que el Constitucional vulnera con su resolución contra sus clientes el derecho de estos a la tutela judicial efectiva y los discrimina, contraviniendo el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Voluntad coaccionada. El abogado y sus defendidos basan ahora el asunto sobre "cómo se ha de interpretar la voluntad del testador". "Lo que se defiende en este asunto es que el padre tenía la voluntad coaccionada y no fue libre para dejar en herencia parte de sus bienes a sus cinco hijos extramatrimoniales", resume Osuna, para quien "esta cuestión no fue juzgada en el anterior juicio del año 2003".

Este caso se inició hace varios años, mediante demanda civil, y se reclamaba el derecho a heredar de cinco hijos por haber nacido fuera del seno del matrimonio. El difunto tenía una hija nacida del matrimonio y cinco hijos extramatrimoniales, concebidos con Pastora Gómez, una mujer que trabajaba en su casa.

La hija matrimonial, única heredera de Marín, falleció en el 2005. Al no localizarse a uno de los familiares de ésta, el asunto estuvo detenido mucho tiempo.

"El pueblo de Écija apoya a estas personas, son muchísimas las muestras a favor de esta pretensión que han recibido, las cuales, tras muchos años de litigios y de lucha, consiguieron los apellidos de su padre, el cual no estaba casado con su madre, pero hizo una vida como si fuera matrimonial durante más de 20 años", relata Osuna, que culpa "al contexto de la época y la normativa vigente, que consideraba como delito el adulterio", de que el padre de estos hijos no testara a su favor "por temor a que fuera perseguido por la justicia y, a su muerte, todos los bienes se los llevó la única hija matrimonial que había".

  • 1