jueves, 14 febrero 2019
10:49
, última actualización

Las obras de la SE-40 entre Alcalá y Dos Hermanas arrancarán en marzo

La empresa adjudicataria de las obras iniciará los trabajos en plena campaña electoral del 22-M.

el 23 feb 2015 / 07:30 h.

SE40 El tercer tramo de la SE-40 fija una nueva fecha en su calendario, la más importante porque se trata de la reanudación de unas obras que tuvieron que ser paralizadas hace casi un lustro y que fue el símbolo inequívoco de la irrupción de la crisis en el desarrollo de una futura ronda de circunvalación clave para desatascar a la capital y, en especial, la SE-30. La obra del citado tramo, que une Alcalá de Guadaíra (A-376) con Dos Hermanas (A-4) fue adjudicado a finales de año a la empresa Adolfo Sobrino –en la práctica, la filial del gigante OHL– y, a partir de ahí, se procedió al baile de fechas de inicio de los trabajos. La empresa tenía pensado retomar el proyecto en enero, pero finalmente será el próximo marzo cuando se ponga en marcha toda la maquinaria para avanzar en una ronda que, tras diez años de trabajos, cosecha un éxito escaso: sólo 16 de 77 kilómetros abiertos a la circulación y un volumen de tráfico discreto, que a duras penas alcanza los 10.000 vehículos diarios.    Con la elección del mes de marzo, la obra del tercer tramo entrará de lleno en campaña de las elecciones andaluzas, cuestión que no era complicada –los sevillanos tendrán tres citas con las urnas en 2015– y que suele ser un sino en los proyectos vinculados a la SE-40. No en vano, la primera piedra se colocó un 3 de abril de 2007, a un mes de las elecciones municipales. Más adelante, el primer tramo –que enlaza la autovía de Madrid, en La Rinconada (A-4), con la autovía de Málaga (A-92) se puso en servicio sin inauguración oficial ni desembarco de políticos ni cortes de cintas, ya que abrió al tráfico a pocos días de las elecciones generales de hace cuatro años. Sólo la apertura del segundo tramo (desde la A-92 hasta la A-376) se libró de campañas. De esta manera, se lleva a la práctica lo que ya se había formalizado sobre el papel –y sobre el Boletín Oficial delEstado, a final de año–. Con sólo una semana de diferencia, el Ministerio de Fomento anunció la adjudicación de la obra del primer subtramo, de 4,1 kilómetros, por un importe de 25,5 millones de euros; y el segundo subtramo, también de cuatro kilómetros, por un montante de 48,8 millones. Aunque había una treintena de aspirantes en ambos casos, el vencedor fue la misma entidad: Adolfo Sobrino, que además había presentado una oferta económica que rebajó sustancialmente los costes de obra –en concreto, 40 millones de euros de rebaja–. De esta manera, Fomento afronta el segundo intento de poner en marcha una obra  que hace cinco años se paralizó por la negativa de la anterior empresa adjudicataria de asumir los sobrecostes del trazado. Su reanudación se ha movido después de que el  departamento que dirige Ana Pastor haya insistido en que esta obra –que tiene un periodo de ejecución de 48 meses– se antoja «fundamental» para completar «el arco Este de la SE-40, de manera que el tráfico de la A-4 entre Córdoba y Cádiz pueda circunvalar Sevilla sin penetrar en la ronda SE-30», que soporta picos de intensidad que sobrepasan los 100.000 vehículos diarios.

  • 1