Las obras de las conducciones de Melonares se atrasan a fin de mes

Los trabajos comenzarán por una de las infraestructuras de más envergadura, una chimenea de equilibrio.

el 10 ago 2012 / 20:09 h.

Tras llevar más de un año paralizadas, las obras de las conducciones del embalse de Melonares finalmente se iniciarán a finales de mes, con algo de retraso respecto a la fecha que dio el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero Ortiz, cuando a principios de julio anunció que los trabajos se iniciarían ese mismo mes.

Finalmente, este plazo no se ha podido cumplir por los trámites burocráticos que se han tenido que realizar en este tiempo y que prácticamente concluyeron el pasado 8 de agosto, cuando la obra se subrogó a Sacyr. Según informaron fuentes de la Confederación, la empresa ya ha comenzado a tomar muestras geotécnicas del terreno y se calcula que para finales de este mes de agosto ya podrán entrar las máquinas.

Los trabajos se iniciarán por una de las obras de más envergadura de este proyecto, la chimenea de equilibrio, que según las mismas fuentes es la infraestructura que se encarga de nivelar la presión del agua cuando se cierran las conducciones.

En total el presupuesto de estos trabajos de conducción se eleva a 41,55 millones de euros, financiados por los fondos europeos Feder (80%) y por la Confederación Hidrográfica (20%).

En una primera fase, según detalló Romero en el mes de julio, se acometerá la modernización del canal del Viar -30 kilómetros de conducciones para el riego-, para lo que se destinarán 15,14 millones de euros.

Seguidamente se realizará la conexión del canal con el sistema de abastecimiento de Sevilla, que supone 14 kilómetros más de conducción. Esta obra cuenta con una partida de 25,92 millones de euros.

Está previsto que estos trabajos tengan una duración de un par de años, fecha en la que se espera que el agua del pantano de Melonares llegue a Sevilla. Eso sí, estos plazos se tienen que cumplir a rajatabla. La obra no se puede posponer más, ya que se está con el tiempo más que justo para cumplir con Europa, de lo contrario se corre el riesgo de tener que devolver los fondos.

Con el pantano de Melonares y sus conducciones ya en funcionamiento, el abastecimiento de agua para Sevilla capital y su área metropolitana, 1.220.000 ciudadanos, está garantizada.

El motivo por el que a Sevilla todavía no le llega el agua de Melonares, según criticó el presidente de la Confederación, es que cuando la Junta de Andalucía asumió las competencias sobre el Guadalquivir realizó una "pésima gestión". Afirmó que cuando las competencias volvieron al Gobierno central se recibió una actuación que estaba sin contratar, "a pesar de que podría haber estado finalizada en 2011", censuró.

  • 1