miércoles, 24 abril 2019
12:11
, última actualización
Local

Las obras del club social de Olivar de Quinto comienzan tras un lustro de espera

Las obras ya están en marcha y mañana se colocará la primera piedra. El presupuesto de la obra será de 2,5 millones y admitirá socios de la capital hispalense.

el 21 oct 2009 / 18:14 h.

TAGS:

Recreación del futuro club social.

Mañana se colocará la primera piedra del club social de Olivar de Quinto, en Dos Hermanas, cuyas obras empezaron hace dos semanas, tras la larga espera por parte de los vecinos. El presupuesto de la obra será de 2,5 millones de euros y admitirá socios de la capital hispalense.

Los vecinos de esta urbanización, en el distrito de Montequinto, vivieron así unos días de júbilo al comprobar cómo el solar donde irá el club social que se prometió hace más de un lustro comenzó a vallarse para empezar las obras de construcción. Se trata de un proyecto largamente ansiado y para cuya colocación de la primera piedra estará presente el concejal de Urbanismo, José Manuel Carrión, si bien es también una convocatoria a la que podrán asistir aquellas personas interesadas en el proyecto de socios potenciales, donde les van a informar de todo el camino recorrido y de cuándo estará terminado este complejo.

De este modo, los vecinos podrán tener el espacio de ocio y deporte para "criar de la forma más idónea a nuestros hijos", en palabras del tesorero del club, Antonio Gómez. "Con este complejo tendremos la tranquilidad y certidumbre de saber dónde y con quién pasan el tiempo", prosiguió.

Finalmente, tras barajar varios terrenos, el centro social se ubicará en el solar situado entre las calles Genciana, Caléndula y Lúpulo. El espacio cedido por el Ayuntamiento de Dos Hermanas es de más de 13.000 metros cuadrados, y albergará en su interior cinco pistas de tenis, seis de pádel, una polideportiva, una piscina de adultos y otra para niños, además de una guardería para la que habrá que contratar monitores.

El edificio donde estará el centro social en sí será de tres plantas y tendrá un restaurante y una cafetería y salas de lectura, de informática y de musculación, además de otro salón multiusos. En el mismo se podrán realizar talleres de baile de salón o propuestas similares. También contará este complejo con una sauna. Los promotores estiman que el club debería alcanzar los 400 socios (ahora hay 195) para que los gastos de cada uno en las cuotas no sean excesivos.

  • 1