Local

Las obras del parque de la Ranilla cumplen dos años paralizadas

Urbanismo recibió 1,5 millones, pero aún no hay acuerdo con la constructora. El proyecto, de 3,8 millones, arrancó en agosto de 2010 y se paró en enero de 2012.

el 19 ene 2014 / 23:00 h.

15411457En enero de 2012 pararon las máquinas y, dos años después, aún no se han puesto en marcha. Las obras del parque de la Ranilla, 40.000 metros cuadrados en la antigua cárcel, siguen paralizadas pese a que en junio del pasado año la delegación de Parques y Jardines transfirió a la Gerencia de Urbanismo 1,5 millones de euros para la terminación de estos trabajos. Y es que el Gobierno de Juan Ignacio Zoido aún no ha llegado a un acuerdo económico con la constructora Copcisa para acabar este parque, uno de los proyectos que el PP recibió enquistado del anterior gobierno de PSOE e IU y que aún no ha podido resolver. Junto al antiguo Pabellón de Ingresos de la antigua prisión, el Centro Cívico y la nueva sede de la Delegación de Convivencia y Seguridad, este parque de 40.000 metros cuadrados ha costado ya alrededor de 2.370.000 euros, frente a los 3,8 millones de euros del presupuesto total estimado. Y es que no es un parque cualquiera y, según los vecinos, ese es el problema. “Se debió hacer un parque más barato, con más árboles y juegos infantiles, sin tanta estructura que no aporta nada. Parece una plaza, en vez de un parque, porque hay mucho cemento. Creo que el diseño no fue el acertado”, explica Julián Martínez, presidente de la Asociación de Vecinos La Concepción de Nervión. Por ahora, el solar está lleno de vallas, agujeros, jaramagos… lo que lamentan los vecinos, que llevan desde 2005 reivindicando la apertura de un parque en este barrio, uno de los que menos zonas verdes tiene. Tras muchas promesas incumplidas, las obras empezaron en agosto de 2010 y debieron acabar en 15 meses, en noviembre de 2011, pero no han terminado y están paradas. En un primer momento, la razón no era la deuda del Ayuntamiento con la constructora, sino que se estaba tramitando un modificado del proyecto para “simplificarlo” y, por tanto, abaratarlo. Urbanismo no tenía dinero para afrontar los sobrecostes. Ahora hay un nuevo modificado en marcha, pero la Gerencia aún no llegó a un acuerdo con Copcisa. Ya en marzo de 2012 Urbanismo apuntó que los 3,7 millones previstos podrían convertirse en algo más de cinco millones al final de la obra, de ahí la necesidad de hacer recortes. Unos ajustes que, por ahora, han dejado en suspenso el proyecto. Y es que el actual Gobierno local tuvo que hacer frente a una losa del anterior valorada en 2,5 millones para que el proyecto dejara de estar varado. En junio del pasado año, el equipo de Zoido informó de que las obras podían reanudarse en verano y que en cinco meses estaría abierto el parque, pero los vecinos aún no saben cuándo desaparecerán las vallas.

  • 1