Local

Las obras en colegios del plan de empleo empezarán con el curso

La Junta confirma que la mayoría se solapará con las clases y que terminarán a finales de 2012.

el 05 jul 2011 / 20:36 h.

TAGS:

Los padres de un colegio de Sevilla trasladan muebles y limpian las aulas.
El nuevo plan de empleo anunciado por el presidente José Antonio Griñán durante el debate autonómico obligará a trastocar una máxima de la política educativa andaluza: la que dice que las obras de reformas en los colegios no pueden coincidir con el periodo lectivo, porque las escuelas están llenas de niños. El llamado Plan de Oportunidades Laborales de Andalucía (OLA) -con una consignación de 200 millones de euros- pretende dar empleo al mayor número de personas posible que se quedó en paro en el sector de la construcción. Para ello, se canalizará a ese colectivo hacia un plan de obras en los 4.000 centros escolares andaluces. El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, confirmó ayer que las primeras obras en colegios empezarán este septiembre, con el arranque del próximo curso escolar, y espera que finalicen antes de que acabe 2012.

 

Educación tiene un "diagnóstico muy preciso" donde están detectadas las necesidades de reforma en un gran número de escuelas. Muchas de ellas ya cuentan con un proyecto cerrado. Los 200 millones de euros adicionales servirán para agilizar un calendario de obras de mejora en las infraestructuras educativas que lleva en marcha seis años. "La inmensa mayoría de obras estarán durante el curso escolar. Intentaremos hacerlas en el menor tiempo posible y que sólo coincidan las que mejor convivan con la vida escolar, siempre que no interfieran el normal desarrollo de las clases. Si podemos aprovechar los periodos vacacionales, como la Navidad o el próximo verano, lo haremos", explicó ayer Álvarez de la Chica.

Falta por saber el número de parados de la construcción que podrá acogerse a este programa, y el número de colegios que se beneficiará del plan de reformas. Los centros necesitarán saber a priori el calendario que marcará el inicio y el fin de las obras en sus instalaciones para poder informar a las familias de sus alumnos. El solapamiento de obras y clases lectivas es un asunto que despierta el rechazo frontal de las asociaciones de padres de alumnos, debido al riesgo que comporta para la población infantil.

Educación siempre ha defendido este criterio, que le ha obligado a condensar todas las obras necesarias en los tres meses de verano. Si el proyecto de reforma o ampliación de un colegio excedía de tres meses, trasladaba al alumnado a otro centro o los dejaba temporalmente en las llamadas caracolas (aulas prefabricadas) mientras duraba la obra. El consejero restó preocupación ayer al asunto y aseguró que "son perfectamente compatibles" los dos objetivos del plan OLA: "dar la mayor cantidad de empleo a personas que no lo tienen y de la forma más rápida posible y mejorar los centros que más lo necesitan, también en el menor tiempo posible".

Reactivar el empleo en la construcción a través de un sector distinto, como la educación, es algo que la Junta ya hizo con el plan forestal o el Proteja. En el caso de las infraestructuras educativas, el proyecto tiene más sentido dada la longevidad de más de la mitad de centros escolares de Andalucía, que rondan los 30 años de vida.

Hasta el año pasado, el plan Mejor Escuela destinó casi 1.500 millones de euros en renovar las infraestructuras educativas en todas las provincias andaluzas. Desde 2005 se han construido 110 nuevos colegios o institutos, se han ampliado otros 195, se han sustituido 43 y se han realizado 3.431 obras de modernización en 1.996 centros.

  • 1