La Junta reactiva las obras del encauzamiento del Argamasilla

El alcalde de Écija anuncia que Medio Ambiente retomará en los próximos días unos trabajos que se hallan al 60% y llevan un año paralizados.

el 03 abr 2013 / 13:08 h.

Las fuertes lluvias en Écija provocaron importantes inundaciones. Las fuertes lluvias en Écija provocaron importantes inundaciones. La Junta de Andalucía dio ayer oficialidad a la reanudación de las obras para encauzar el arroyo Argamasilla a su paso por la localidad de Écija, unos trabajos que el consejero del ramo, Luis Planas, prometió retomar esta primavera, en su visita a Écija tras las recientes inundaciones que, esta vez, afectaron a un mayor número de vecinos. Se trata de unas obras que se paralizaron el año pasado pese a que había una partida presupuestada para este ejercicio, y a pesar también de que su no ejecución implica inundaciones que afectan a buena parte del municipio cuando se suceden lluvias copiosas y continuadas como las de este año o como las de 2010. El anuncio, que fue realizado por el alcalde astigitano, Ricardo Gil-Toresano, supone retomar unos trabajos que se hallan ejecutados en un 60% y han coincidido justamente con una nueva situación de alerta amarilla activada ayer en parte de la provincia por lluvias intensas en la campiña y sierra norte y tormentas, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que no la mantiene para la jornada de hoy. No obstante, la predicción del tiempo apunta a que las lluvias continuarán durante los próximos días en Écija. El regidor astigitano explicó que se está a la espera de la evolución meteorológica para determinar si finalmente se activa algún dispositivo de emergencias. Sin embargo, apuntó que por el momento el río Genil se mantiene con niveles “bajos” de menos de tres metros de altura, estando también con un caudal bajo el arroyo Argamasilla, Gil-Toresano explicó a Europa Press que el delegado territorial en Sevilla de la Consejería de Medio Ambiente, Francisco Gallardo, le comunicó que ayer mismo se firmó el documento que recoge el reinicio de las obras, por lo que podrían comenzar “de forma inmediata”, en los próximos días, aunque señaló que, una vez que comiencen, tardarán “al menos un año en estar completamente finalizadas”. Recordó que las obras quedaron paradas hace un año, dejando el túnel a la mitad, por lo que espera que sea lo primero que se aborde. Según informaron fuentes del servicio de emergencias 112 la situación por el caudal del Genil y del Argamasilla es “estable” y ayer no se había registrado incidencia alguna en el municipio. Las obras se iniciaron en noviembre de 2010 con un presupuesto de aproximadamente 30 millones de euros y un plazo de ejecución que señalaba a mayo de 2012 como fecha de finalización. El proyecto de encauzamiento del arroyo Argamasilla se desarrolla a lo largo de 3,2 kilómetros en el cauce del arroyo, de los que 1,3 kilómetros corresponden a un tramo en túnel soterrado. El nuevo cauce derivará al río Genil, fuera de los límites del casco urbano las aguas de los arroyos Argamasilla, Físico, Barrero, Cabrera, San Cristóbal y Cementerio, que se desviarán por el límite oeste de la ciudad. El municipio estará preparado para soportar caudales de 278,55 metros cúbicos por segundo, mientras que el actual era de tan sólo de 15,6 metros cúbicos por segundo. Ante las inundaciones que sufrieron en diciembre de 2010, la administración autonómica realizó trabajos de emergencia con una inversión de 3,5 millones. Badolatosa se halla en prealerta y pendiente del desembalse del pantano de Iznájar Badolatosa activó a las cinco de la tarde de ayer el estado de pre-emergencia, un nivel cero de alerta, con carácter preventivo ante eventuales inundaciones, si bien la situación permanecía ayer “estable”, según fuentes del 112. Este nivel implica que los operativos estén activos y se avise a la población por si comenzase a aumentar el caudal del Genil, debido al desembalse del pantano de Iznájar, que aliviaba agua a un ritmo de 125 metros cúbicos por segundo. Aun así, no se han producido desalojos ni anegaciones, reseñaron. El Ministerio de Medio Ambiente informó ayer de que la cuenca del Guadalquivir (al 95,2%) está “prácticamente estabilizada, aunque su evolución dependerá de las precipitaciones de los próximos días”.  

  • 1