Deportes

Las Palmas-Betis: el liderato y mucho más

LA PREVIA. El equipo verdiblanco se juega el primer puesto ante el otro colíder, lleno de moral tras golear al Valladolid pero rodeado de problemas. Si gana, será líder; si no, saldrá del ascenso directo.

el 14 mar 2015 / 19:49 h.

Jordi, muy sonriente, este sábado junto a Rubén Castro antes de volar a Las Palmas / Inma Flores Jordi, muy sonriente, este sábado junto a Rubén Castro antes de volar a Las Palmas / Inma Flores El Betis y la UD Las Palmas, colíderes hasta que el Sporting ganó ayer al Leganés, dirimen a primera hora de este domingo quién es el mejor equipo de Segunda por ahora. Es otra final con mayúsculas, uno de esos encuentros que quizá decidan quién sube a Primera de forma directa. O quizá no, habida cuenta de la extrema igualdad que reina en la zona noble de la tabla. Trascendental o no, el choque es importante donde los haya. Y para el Betis, más todavía. No porque su situación deportiva o económica sea peor que la de su oponente, que es discutible, sino por todo lo malo que ocurre en Heliópolis, como si no tuviesen bastante con la dureza de la categoría y de sus rivales. La visita a la Unión Deportiva remata una semana que el Betis preveía tranquila, incluso feliz, tras el 4-0 al Valladolid. Preveía. Dos días antes de esta nueva final, el club se encontró con la imputación de Jordi Figueras y Jorge Molina por el presunto amaño de varios partidos de la pasada temporada. Y mientras tanto sigue pendiente de si Competición cierra el Gol Sur. Y mientras tanto, Rubén Castro sigue pendiente de si su procesamiento por presunto maltrato y amenazas deriva en un juicio y una condena a prisión. Entre semejante maremágnum, el Betis lleva catorce jornadas sin perder, ha ascendido a la posición de colíder y puede volver a ser líder, privilegio del que no disfruta desde la segunda jornada. La intención de Pepe Mel y sus hombres, cómo no, es mantenerse impertérritos ante tantas desdichas y salvaguardar lo que ocurre en el campo de todo lo que sucede fuera. El Betis, además, está obligado a ganar para seguir en la zona de ascenso directo, obligado por ese 0-1 del Sporting en Butarque. Es lo que tiene esa igualdad elevada a la máxima potencia. La victoria, caiga del lado que caiga, viene también con un premio extra, más allá de la primera plaza: el dominio del balance particular. En la primera vuelta, en el Villamarín, el duelo quedó en tablas (0-0). Si hoy gana alguno, se llevará este atractivo botín, más fundamental si cabe porque son los dos más fuertes en la liguilla directa de los cinco de arriba. LA MONTAÑA RUSA Es imposible establecer si el Betis llega a esta nueva final en un buen o mal momento. Está invicto con Mel, sí, y también viene de vencer, golear y ser superior al Valladolid, pero una semana antes perpetró un espanto de partido contra el Mirandés. Y una semana antes venció y convenció frente al Girona. Y una semana antes perpetró otro espanto de partido en Albacete... He ahí otra meta para su técnico:acabar con esa montaña rusa y alcanzar cierto grado de estabilidad. Por esa misma razón y porque no hay que tocar ni un varal de lo que funciona bien, lo previsible es que el míster dibuje la alineación más parecida a la del pasado domingo. Si hay alguna duda, podría ser la de Bruno, que en teoría debe recuperar su sitio tras cumplir sanción frente al Valladolid. Sería en detrimento de Héctor Rodas, pero el valenciano cuajó una muy buena actuación ante los blanquivioletas, de ahí que la duda tenga cierta base. Por lo demás, no hay motivos aparentes para que Mel no respete ese doble pivote compuesto por Lolo Reyes (ya restablecido de una cefalea) y N’Diaye o para que retenga a Pacheco y Portillo en las bandas, aunque sea en perjuicio de Dani Ceballos. Yarriba, pese a compartir ahora la condición de imputados (aunque por distintos motivos), tampoco hay indicios de que vaya a romper la pareja Rubén Castro-Jorge Molina. Como es natural, se antoja clave comprobar cómo el segundo de ellos, el hombre más en forma de toda la plantilla, asume su nueva situación. La UD Las Palmas viene de saldar con otros tantos empates sus tres últimas apariciones ligueras, la más reciente en El Molinón (1-1). Aun así, no pierde la primera plaza, y ya son 17 jornadas consecutivas en la cumbre de la clasificación. En su campo, además, apenas ha perdido una vez (1-2 ante Osasuna), así que se trata de uno de los feudos más inasequibles de Segunda. Paco Herrera tenía de baja por lesión a Dani Castellano, Jonathan Viera y Culio y tampoco recupera a Marcelo Silva. Su duda más relevante está en el centro del campo, ya que hay muchos candidatos a enlazar con el goleador argentino Sergio Araujo. UD LAS PALMAS: Casto; David Simón, Aythami Artiles, David García, Ángel López; Hernán, Javi Castellano; Nauzet Alemán, Vicente Gómez, Momo; y Araujo. REAL BETIS: Adán; Molinero, Bruno, Jordi, Varela; Portillo, N'Diaye, Lolo Reyes, Dani Pacheco; Jorge Molina y Rubén Castro. Árbitro: Pedro Sureda Cuenca (Comité Balear). Escenario: Estadio de Gran Canaria. Hora: 12.00 (hora peninsular). TV: Canal+1.  

  • 1