Deportes

Las Palmas-Betis: una final más, una final menos

El Betis visita esta tarde a la UD Las Palmas y su objetivo es el mismo de siempre: ganar. Miki Roqué es la gran novedad en la convocatoria verdiblanca.

el 30 abr 2010 / 10:26 h.

En Canarias, donde siempre es una hora menos que en el resto de España, intentará hoy el Betis dar un paso más en su pelea por reencontrarse a sí mismo y, de paso, reencontrar la zona de ascenso, esa casi desconocida a la que suele visitar muy de vez en cuando. El que siempre fue señalado como favorito número uno para el retorno a Primera es sexto a ocho partidos de alcanzar el final de la temporada, vuelve a jugar cada vez peor, continúa sin su máximo goleador y acaba de encajar la peor derrota de la campaña, así que huelga decir hasta qué punto es importante el encuentro que disputará esta tarde ante otro histórico al que la vida le va incluso peor. La UD Las Palmas, también marcada con la equis de favorito al principio del curso, deambula por la zona baja, a apenas tres puntos de la frontera de la Segunda B, y acaba de cambiar de entrenador. Final para unos, final para otros, final para todos.

El Betis llegó ayer a la isla de Gran Canaria a la hora de la sobremesa para encarar esta nueva final (y van...) con una gran novedad. Se trata del central Miki Roqué, un chaval fichado en verano procedente del Liverpool que por supuesto es uno de los responsables de que el Betis B lleve doce encuentros consecutivos en casa sin encajar ni un solo gol. El leridense, de 21 años, era el hombre más feliz del viaje. “Estamos haciendo un muy buen trabajo en el filial y hay jugadores de los que tirar”, aseguraba. Miki Roqué ocupa el lugar que deja vacante Carlos García, sancionado por su expulsión ante el Elche, pero sería muy extraño que también sustituyese a su paisano en el once titular. Lo más previsible es que ese hombre, el acompañante de Melli, sea Rivas.

De todas formas, es indudable que habrá cambios. El Betis ha dejado de carburar y Víctor necesita buscar alternativas hasta debajo de las piedras para variar el rumbo de su equipo. Además, el propio técnico lo anunció: “Cuando las cosas van bien, repito la alineación, pero el equipo ha dejado sensaciones negativas en los dos últimos partidos y no pueden seguir jugando los mismos”, dijo. Los cambios podrían derivar en revolución si el maño altera el dibujo táctico. La premisa está clara: las bandas casi no aportan nada y el conjunto sufre mucho por el centro, ergo cabe la posibilidad de que los extremos desaparezcan para que aparezca algún centrocampista. En otras palabras, Iriney ayudaría a Arzu y Aurelio; Capi y Emana tendrían cierta libertad delante de ellos; y Jonathan Pereira volvería a oficiar de delantero centro.

Con unos hombres o con otros, el Betis no tiene más remedio que vencer. Sólo lo ha hecho en una de las cinco últimas jornadas y aun así sobrevive a dos puntos del tercero y a tres del segundo. Es decir, que un pequeño arreón volvería a instalarlo en la zona soñada. El Elche, por cierto, perdió anoche en su campo con el Villarreal B. El problema es que desde fuera no da la impresión de que este Betis esté capacitado. Y también habrá que ver si el impacto psicológico de la goleada que le propinó el Elche ha sido superado por un grupo tradicionalmente frágil, que ésa es otra. La frialdad del Estadio de Gran Canaria, con pistas de atletismo entre el césped y la grada y por lo general con poco público, debería ayudarles.


PROBLEMAS EN CANARIAS. En la UD Las Palmas, el cambio de Sergio Kresic por Paco Jémez apenas ha mejorado el horizonte. El nuevo técnico, encima, pierde a tres defensas por sanción: Lamas, Pignol y Beranger. Tampoco contará con Guayre ni con David González, ambos con molestias musculares.

  • 1