Local

Las palomas toman el barrio

Vecinos de El Fontanal alertan del gran número de aves que residen en la zona desde hace años

el 23 nov 2010 / 18:41 h.

Los vecinos exhiben su malestar con las palomas con carteles en las terrazas de sus viviendas.

La barriada de El Fontanal es, desde hace varios años, el hogar preferido de las palomas. Algunos vecinos afectados por la "plaga" las llaman "ratas con alas" y han decidido manifestarse en contra de ellas, colgando carteles en sus balcones para pedir "erradicar" la abundante población de aves.

Los nidos nocturnos de las palomas de El Fontanal se localizan en un edificio, que quedó a medio construir "hace años", y en dos casas abandonadas en la calle Niña. Según cuenta Sandra Soto, residente en un edificio cercano, cada noche acuden en bandadas para dormir bajo los techos arruinados.

Los focos de reunión durante el día para estas aves son las plazas Pianista José Romero y José del Castillo Díaz, aunque la afluencia de palomas en esta última plaza ha disminuido. "Había una mujer que se dedicaba a darles de comer, pero ya se mudó", cuenta Ricardo, directivo de la asociación de vecinos El Triángulo. Según este vecino, el número de palomas ha descendido en los últimos meses, por una limpieza que se efectuó en el conocido edificio. De hecho, desde la Delegación de Salud y Consumo confirman que se ha actuado en varias ocasiones en la zona y subrayan que la actitud de algunas personas que siguen dando de comer a estos animales no ayuda nada.

De esta manera, el problema continúa y la convivencia con las aves se ha convertido en bastante problemática. "Yo no quiero saber nada de las palomas", afirma enfadado un vecino. "No tengo carteles, pero tampoco me molestan", apostilla.

Esta "plaga" afecta a una zona determinada del barrio, concretamente los edificios que lindan con el bloque de tres pisos que quedó por construir y las casas abandonadas en la calle Niña (los números 4, 6 y 8). La movilización vecinal ha llevado a uno de sus vecinos, Antonio González, a crear un blog en contra de las palomas (plagapalomas.blogspot.com ). En él, Antonio explica la situación del barrio y lamenta que el Ayuntamiento no haga nada.

Esta preocupación aumentó cuando el Consistorio anunció la semana pasada la modificación de la ordenanza que prohíbe alimentar a palomas en espacios públicos, vigente desde 1980. Según fuentes municipales, en los próximos meses se aprobará la actualización de la normativa, que servirá para sancionar a quien alimente animales en la vía pública, diferenciando entre parques y zonas residenciales.

Mientras tanto, la plaza Pianista José Romero continúa dando cobijo a decenas de palomas que buscan alimento durante el día. Y es que este parque no tiene nada que envidiarle a la película Los pájaros, de Alfred Hitchcock. "Hoy porque está lloviendo, pero normalmente está lleno de palomas, aunque a mí no me afecta", cuenta un trabajador de la zona.

Por su parte, la Delegación de Salud y Consumo ya anunció que, próximamente, la empresa especializada en el control de plagas que sirve de apoyo a las labores del Zoosanitario, Athinsa, se encargará de controlar las poblaciones de palomas en las zonas de Sevilla que se consideran "puntos negros", por la gran concentración de aves que albergan.

Mientras tanto, El Fontanal se divide entre los que consideran las quejas una "exageración" y los que están cansados ya de estas "ratas de ciudad". Éstos últimos no dudan en pedir una solución, con carteles que expresan su enfado. Andalucía imparable, en la cría de palomas o Sevilla, la ciudad de las palomas, son algunos de los eslóganes que decoran sus fachadas.

Con o sin palomas, las consecuencias son reales (por los problemas de insalubridad) y visibles, por los excrementos que adornan los coches y la ropa que se seca en los balcones.

  • 1