lunes, 22 abril 2019
16:32
, última actualización
Local

Las peores riadas en 80 años dejan 30 muertos en Turquía

Estambul se ahoga a causa de las fuertes lluvias que están cayendo sobre el noroeste de Turquía en los últimos días y que ya han causado más de 30 muertos, según informaron ayer las autoridades locales. Estas inundaciones son las más graves que ha sufrido el país en los últimos 80 años.

el 16 sep 2009 / 08:26 h.

TAGS:

Estambul se ahoga a causa de las fuertes lluvias que están cayendo sobre el noroeste de Turquía en los últimos días y que ya han causado más de 30 muertos, según informaron ayer las autoridades locales. Estas inundaciones son las más graves que ha sufrido el país en los últimos 80 años.

Protección Civil confirmó ayer el fallecimiento de 24 personas en Estambul y de al menos otras cinco en la localidad de Saray, en la cercana provincia de Tekirdag.

El ministro turco del Interior, Besir Atalay, expresó ante la prensa su temor a que el número de víctimas vaya en aumento en las próximas horas, aunque, añadió, "espero que no tengamos que informar de más muertes". Atalay destacó que en Tekirdag, en la parte europea del país, dos personas seguían en la tarde de ayer desaparecidas, mientras que otra murió en la provincia de Balikesir, al suroeste de Estambul, lo que podría aumentar el número de fallecidos a causa de las fuertes lluvias a 32.

A causa del agua unas 1.700 viviendas y oficinas resultaron dañadas en Silivri, ciudad cercana a Estambul, mientras que centenares de animales han muerto ahogados, sobre todo en Tekirdag.

La mayor parte de los fallecidos se registraron en los distritos estambulíes de Halkali y Ikitelli. En este último, un aparcamiento de camiones quedó inundado, sorprendiendo a los conductores mientras dormían en el interior de sus vehículos.

Ocho camioneros murieron ahogados en la mañana de ayer y varios delincuentes aprovecharon la situación para saquear los vehículos estacionados en los aparcamientos.

Además, ayer al mediodía, siete empleadas de una fábrica textil fueron arrastradas por las aguas en Halkali, cuando las mujeres se bajaron de un autobús que las había trasladado desde su lugar de trabajo.

El mal tiempo seguirá. El servicio meteorológico advirtió de que las fuertes lluvias pueden continuar hasta mañana, lo que causará más problemas con las inundaciones, que afectarán a un total de 15 provincia turcas.

Según el gobernador de Estambul, Muammer Guler, en la región cayeron unos 235 litros de agua por metro cuadrado en tan sólo 48 horas, la mayor cantidad registrada en los últimos 80 años.

Cientos de vehículos particulares fueron arrastrados por las riadas y cayeron al mar, tanto en Estambul como en Tekirdag.

En Estambul, la principal ciudad del país euroasiático con cerca de 15 millones de habitantes, numerosas líneas eléctricas quedaron sin suministro y muchas calles cortadas, mientras que hospitales y escuelas fueron cerrados ante la crecida de las aguas, para evitar daños mayores.

Además, dos carreteras internacionales que conectan Estambul con Grecia y Bulgaria tuvieron que ser cerradas al tráfico, por lo que las autoridades solicitaron a los ciudadanos que se abstengan de utilizar sus vehículos privados.

El ministro turco de Obras Públicas, Mustafa Demir, reconoció ayer que en algunas zonas de la ciudad se han registrado daños de gravedad en las infraestructuras. Asimismo, las autoridades sanitarias advirtieron de posibles epidemias, una vez que las aguas retrocedan.

La oposición política criticó ayer al partido islamista moderado de Justicia y Desarrollo (AKP), que gobierna Estambul desde hace 15 años, por no haber tomado las medidas necesarias para proteger a la población de las riadas.

Ante esas críticas, el alcalde de la ciudad, Kadir Topbas, destacó ayer que en sólo media hora cayó la misma cantidad de agua que normalmente lo hace en todo el mes de septiembre.

"El calentamiento global es responsable de este desastre", aseguró Topbas, quien acusó a la oposición de utilizar esta tragedia medioambiental con fines políticos.

  • 1