Cultura

Las previsiones más optimistas no superan los 55.000 espectadores

De las 63.000 entradas que salieron a la venta, Madonna ha logrado de momento satisfacer el deseo de 45.000 fans, que podría aumentar en 10.000 más hasta el martes. Los promotores y Ayuntamiento han diseñado un completo dispositivo para evitar aglomeraciones y colapsos en los accesos.

el 15 sep 2009 / 11:43 h.

De las 63.000 entradas que salieron a la venta, Madonna ha logrado de momento satisfacer el deseo de 45.000 fans, que podría aumentar en 10.000 más hasta el martes. A pesar de que el Estadio Olímpico tiene un largo recorrido en conciertos masivos, promotores y Ayuntamiento han diseñado un completo dispositivo para evitar aglomeraciones y colapsos en los accesos.

La experiencia negativa de Héroes del Silencio, concierto celebrado en Sevilla en octubre de 2007, ha servido a todos de escarmiento. Una organización tardía e insuficiente, por parte tanto de los promotores como de los servicios municipales implicados, provocó un auténtico caos en la salida del Estadio Olímpico de los cerca de 70.000 espectadores congregados. Situaciones de angustia y pánico que desencadenaron más de dos horas de atascos, la ausencia de autobuses y taxis y la desorientación de miles de personas llegadas de fuera de la ciudad.

El Ayuntamiento de Sevilla ha tomado buena nota para que situaciones como éstas no se repitan y la imagen del Estadio Olímpico y de la ciudad, colocadas ahora en una palestra internacional, sea impecable. Hace unos días, el alcalde instaba a los sevillanos a acudir "andando, en bici o en moto" hasta el Estadio Olímpico, en cuyo anillo circundante se han dispuesto cuatro zonas de aparcamiento para vehículos privados, otra para bicis y ciclomotores y una última para autocares, "de tal modo que la vía de evacuación principal, como es el túnel sur, queda expedita", según informan fuentes del Cecop, que activará el dispositivo especial en el Estadio Olímpico entre las 15.00 y las 16.00 horas del martes.

"Llevamos una semana trabajando para que la gente venga con calma, para que no hagan noche aquí, que se conciencien de que es completamente innecesario. Cada ticket marca la puerta por la que se debe acceder y todos, a excepción de los que van a pista, tienen su asiento reservado", explica a El Correo Gus Gómez, jefe de producción del concierto de Madonna en Sevilla, para quien "después de 20 años trabajando en el montaje de conciertos", el Estadio Olímpico de Sevilla "es uno de los mejores escenarios de España".

Asimismo, según las previsiones municipales, este concierto dejará en la ciudad 8,33 millones de euros en ingresos directos y el lleno en los hoteles de la ciudad durante dos días. "Es el mayor evento internacional que se celebra en la ciudad en los últimos 20 años, cuando vino la banda Guns'n'Roses al Benito Villamarín", explica a este periódico el gerente del Estadio Olímpico, Manuel Zafra.

Para Zafra, junto a las "instalaciones de primer nivel" con las que cuenta el Olímpico, una de las mejores bazas que ha jugado Sevilla para atraer a los promotores encargados de la distribución de la gira europea de Madonna ha sido "el abaratamiento de los costes y la estrecha colaboración del Ayuntamiento". Se explica: "Está comprobado que la gente se mueve, viaja para ver a su artista preferido, y si aquí en Sevilla todo es más barato que en Madrid, pues sólo hay que tener una sede como el Olímpico para convencer a quien sea".

Así las cosas, al concierto asistirán entre 45.000 y 55.000 personas, según las previsiones más optimistas, de las que el 70% vendrán de fuera de la provincia, es decir, "entre unas 25.000 y 30.000 personas", que tendrán que alojarse en hoteles de la ciudad. Un despliegue del que si la ciudad sale airosa, podría ser el precedente para atraer espectáculos de envergadura. De hecho, Zafra está convencido de que este evento "de primera división" es sólo el primero de otros muchos conciertos de nivel internacional que se verán en Sevilla cada año

  • 1