lunes, 18 febrero 2019
07:12
, última actualización
Local

Las primeras cerámicas de la colección Miguel Ángel Carranza ya están Sevilla

Sevilla albergará la muestra de cerámica más importante de España y posiblemente del mundo gracias a la, por fin efectiva, cesión de la colección al Ayuntamiento sevillano de la colección particular del manchego Vicente Carranza, que este domingo recibirá la medalla de Oro de la ciudad.

el 26 may 2010 / 13:38 h.

TAGS:

-->--> -->Que Sevilla albergará la muestra de cerámica más importante de España y posiblemente del mundo comienza desde ayer mismo a ser, por fin, una realidad. Y es que tras años de negociaciones entre el ceramófilo manchego Vicente Carranza y el ayuntamiento de nuestra ciudad, la muestra ya ha comenzado a llegar a Sevilla en un proceso que permitirá que la colección íntegra pueda exhibirse allí donde fueron creadas, en Sevilla.

Poco antes del mediodía de ayer la delegada de Presidencia y Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, junto al alcaide de los Reales Alcázares, Antonio Rodríguez Galindo dio la bienvenida a las primeras piezas llegadas a Sevilla y presenció el desembalaje de una de las más representativas de la colección: un espectacular plato creado por el pintor trianero Francisco Arellano a finales del siglo XIX, inspirado en el conjunto de cerámica renacentista que albergaba el Palacio Gótico del Alcázar.

Con este gesto se inicia la parte más esperada y pragmática de un proyecto que lleva en liza más de trece años, y que permitirá que Sevilla pueda acoger una muestra compuesta por más un millar de piezas que a lo largo de toda su vida ha ido adquiriendo Vicente Carranza en rastrillos, anticuarios y subastas y cuyo valor estimado supera el millón de euros.

Entre todas las de la serie destacan las 171 piezas que fechadas entre el siglo XII y el XVIII se exhibirán en tres salas anexas del cuarto Alto del Almirante en los Reales Alcázares , donde se distribuirán en función de su origen (medieval, renacentista y barroca), mientras que  el grueso de la colección, datada a partir de finales del siglo XVIII, podrá visitarse en el proyectado Centro de Cerámica de Triana cuando este quede definitivamente habilitado.

En cuanto a la muestra de los Alcázares, y en palabras de Maribel Montaño, "existe predisposición a que esta quede abierta al público en los inmediatos meses de verano", algo que se ha podido llevar a cabo gracias al “generosísmo acto de Vicente Carranza de donar su colección completa para que las piezas hayan vuelto a la ciudad de Sevilla, donde podrán ser disfrutadas por todos sus ciudadanos durante al menos 20 años”, según relataba la propia Delegada de Cultura.

Por su parte, el asesor técnico de la muestra, el catedrático Alfonso Pleguezuelo quiso ser algo más cauto y apuntó que “no existe una fecha concreta para que la exposición pueda ser definitivamente inaugurada, pues después de trabajar tanto tiempo en el proyecto, no es conveniente precipitarse”. Además quiso señalar que el siguiente paso tras la llegada del resto de la colección en los próximos días será la de “emplear el tiempo que sea necesario en la restauración de las piezas que lo necesiten, así como el tiempo en la remodelación de los últimos retoques del proyecto básico". "Es mucho lo que nos jugamos” quiso terminar diciendo.

Y es que pese a la cesión generosa de este valiosísimo catálogo de cerámicas,  el Ayuntamiento de Sevilla ha tenido que realizar un gran esfuerzo para poder devolver las piezas hasta su ciudad de origen. En este sentido hay que indicar que el consistorio se hará cargo de toda la inversión que supone tanto del delicado traslado de las piezas, así como de su conveniente restauración y el montaje de las exposciones. Esta labor cuenta con un presupuesto cercano a los 400.000 euros y al que habría que añadir los casi 4 millones de euros que supone la remodelación del Centro de Cerámica de Triana .

  • 1