Deportes

'Las primeras jugadas me las hizo con Felipe González y Kukleta'

Galera empezó a desconfiar de Lopera el día que envió un telegrama, a sus espaldas, reclamando ayuda al entonces presidente del Gobierno Felipe González. 'Lo firmó como presidente del Betis, sin mi conocimiento'.

el 16 sep 2009 / 06:16 h.

Hugo Galera recuerda "las primeras jugadas que me hizo Lopera, por lo que empecé a desconfiar de él". "En septiembre de 1991, siendo él vicepresidente económico, sin contar con nadie, decidió enviar un telegrama al presidente del Gobierno, Felipe González, en el que le venía a decir que siendo él bético y los béticos socialistas, poco menos que tenía que intervenir para 'salvar al Betis', que esos momentos atravesaba serios problemas para su inclusión en el Plan de Saneamiento. Lo mandó él firmado por el presidente del Betis, el vicepresidente y toda la junta directiva. El bochorno que pasamos todos fue grandísimo y fue el primer punto serio de fricción. El segundo llegó con el fichaje de Kukleta, que hizo él por su cuenta y riesgo sin que fuera aprobado por la junta directiva. Se fue con Léon a Checoslovaquia y lo trajo. Dijo que lo pagaba Farusa, pero luego lo pagó el Betis", rememora el ex presidente Galera.

Galera: 'Llamo a Gómez Navarro para reventar lo de las Cajas'

En las reuniones del Hotel Colón participaron Gerardo Martínez Retamero, Rafael Álvarez Colunga, Juan Mauduit, Miguel Espina, Juan Salas Tirado, Rufino González, Juan Márquez Medrano, Manuel Domínguez y Valentín Álvarez Vigil, entre otros. Hugo Galera pretendía que estos 'notables' asumieran unos 300 millones de pesetas en acciones, repartidas de forma equitativa entre todos. Y no avisó a Lopera de las primeras reuniones que mantuvo con ellos porque desconfiaba de sus intenciones. Cuando Lopera se enteró de las reuniones amenazó con retirar las financiaciones de Farusa si no le dejaban participar en el reparto. Según Galera, Lopera también reventó la operación de transformar en acciones un crédito de las Cajas por valor de 400 millones. "Él llamó a Javier Gómez Navarro a mis espaldas para decirle que no hacía falta la ayuda de las Cajas cuando estábamos cerrando el acuerdo con ellas". "La gente empezó a desconfiar y todo se fue luego al garete cuando se presentó junto a León y Morales para acaparar más acciones", rememora Hugo Galera.

Galera: 'No conozco el asiento contable de los 300 millones de Proinsur'

José María González de Caldas pudo ser accionista del Betis, que le adeudaba 300 millones de pesetas desde el mandato de Retamero por un adelanto a cuenta de la posible venta del estadio, que la asamblea de socios luego nunca ratificó. Esa deuda finalmente no pudo ser incluida en el Plan de Saneamiento antes del 30 de junio de 1992, a pesar de que Caldas intentó negociar, de diversas formas, hasta el último día. "Retamero logró después del 92 que esa deuda fuera asumida por el Plan de Saneamiento y minorar la deuda del Club, pero habría que preguntar, a efectos contables, por el destino de esos 300 millones. Podría entenderse que los 300 millones entraron en caja del Betis como ingreso no previsto, o bien se hizo una reducción de capital (no se tiene conocimiento de ella), o bien se distribuyeron acciones de forma proporcional entre accionistas (también se desconoce), o se quedaron en acciones a determinados nombres de personas físicas o jurídicas (no se puede asegurar). Lo que sí es cierto es que no se dispone de estudio contable que aclare esta partida", señala Galera.

El extraño papelón de León y Angel Martín y el sello sustraído de Hacienda

Hugo Galera entiende que Pepe León, uno de los pocos que sigue junto a Lopera desde el 92, pese a que estuvo un tiempo desaparecido, "debe de estar cobrando para hacer el papelón que hace, según me comentan, aunque no tengo pruebas de ello. Yo mantengo cierta amistad con él y en el año 2006 me dijo que iba a aguantar sólo un año junto a Lopera, pues era consciente que 'se lo está llevando todo y va a dejar el Betis como un solar'. Pero ahí sigue colaborando con él". Tampoco entiende muy bien Galera "el papel desempeñado por Ángel Martín, que era uno de los más críticos con Lopera desde su llegada. Después ha sido uno de sus más estrechos colaboradores y hasta estuvo imputado en el proceso del Penal 10, lo que le asustó mucho, según me dijo. En ese proceso se habla de un sello de Hacienda descatalogado que fue sustraido de una delegación en Sevilla para falsificar unos documentos".

Lopera: "Farusa se quedará sólo el 10% de las acciones"

"El Betis es propiedad ahora de todos los béticos y Farusa sólo se quedara con un diez por ciento de las acciones, el resto se venderá entre los béticos sin premura de tiempo". Esas fueron las primeras palabras que pronunció Manuel Ruiz de Lopera el 30 de junio de 1992, tras la conversión del club en SAD, después de que fracasaran las múltiples gestiones realizadas por Hugo Galera para tratar de repartir el accionariado entre el mayor número posible de béticos. "Quiero que Galera siga de presidente. Me han molestado cuatro cosas suyas, pero en dos mil se ha portado bien conmigo. Yo nunca he sido un dictador y no lo voy a ser ahora con los béticos", añadió. Unos días después, el 27 de julio de 1992, hace justo hoy 17 años, tomaba posesión el primer consejo de administración del Betis SAD, compuesto por Ruiz de Lopera, José León, Jose Carlos Campos Camacho, Antonio Bustos, Fernando Rubiales, Juan Márquez, Juan Luis Aguado, Ángel Martín, Luis Salcedo, Manuel Morales, Francisco Lucena, Balbino de Bernardo, Francisco Sánchez, Rufino González y Leonardo Rodríguez de la Borbolla.

  • 1