Local

Las protestas vecinales contra los contenedores individuales volverán en septiembre

Primero fue el Arenal, luego la Alfalfa y este verano el eje San Marcos- Santa Catalina-Orfila. La implantación de los contenedores individuales vuelve a encontrar con la oposición de un sector de vecinos y comerciantes. No les convence el nuevo sistema de recogida de residuos planteado por Lipasam, por lo que protestarán en septiembre.

el 16 sep 2009 / 06:46 h.

TAGS:

(Vídeo: Manuel J. Fernández)

Primero fue el Arenal, luego la Alfalfa y este verano el eje San Marcos- Santa Catalina-Orfila. La implantación de los contenedores individuales en esta nueva zona del Centro vuelve a encontrar con la oposición de un sector de vecinos y comerciantes. No les convence el nuevo sistema de recogida de residuos planteado por Lipasam.

En su lugar, proponen otros métodos como el soterramiento de los cubos, "tal y como se hizo en el Pumarejo y la Alameda". "Es un sistema mucho más costoso, sí, pero con menos molestias para todos", reconocen, al tiempo que anuncian nuevas protestas tras el verano, como una concentración conjunta de todos los vecinos y comerciantes del Centro para el mes de septiembre, según ha explicado el presidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes Pumarejo-San Luis y miembro de la CAIS (Coordinadora de Asociaciones Independientes de Sevilla), Ángel López Hueso.

Julio Jiménez es dueño de una tienda de alimentación en la calle Don Pedro Niño, cerca de la plaza de San Martín. Hace un mes recibió su contendor individual. Fue sacarlo a la calle una noche y a la mañana siguiente encontrárselo lleno de bolsas de basuras y desperdicios que no eran suyos: "¿Cómo voy a meter esta suciedad en mi tienda? Es antihigiénico". Asegura que lo mismo le ocurre al Hostal Casa del Pozo Santo y otros vecinos de la calle Quevedo. La imagen se repite a lo largo de la acera: los cubos se llevan todo el día "tirados en la calle acumulando basura y sin que nadie venga a limpiarlos", relatan los vecinos. Y es que la llegada de los cubos individuales trajo consigo la retirada de los contenedores comunes en puntos claves como la plaza de San Andrés o el Pozo Santo.

Lejos de amoldarse a la nueva situación, muchos vecinos echan mano de la picaresca para seguir depositando allí sus bolsas, o, mucho peor, en papeleras que encuentran a su paso o en el cubo que tiene en su puerta el bar Santa Marta, en la embocadura de la calle Angostillo con la plaza de San Andrés. Su gerente, Francisco Luna, muestra su descontento: "Es un desastre. Por la noche se acumula toda la basura en la entrada del Pasaje de los Azahares, no quiero ni pensar el día que haya un incendio". Más optimistas se muestra la comunidad de vecinos del Pasaje de los Azahares, que dispone de dos contenedores individuales sara dar servicio a los tres bloques de pisos: "No nos va mal. El portero lo saca por la noche y lo recoge por la mañana. Lo peor -critican los vecinos- es que hay que estar vigilantes para que nadie ajeno a la comunidad eche basura y los residentes de aquí cumplamos los horarios".

Pero el reguero de contenedores individuales por calles tan céntricas como Javier Lasso de la Vega, Orfila o José Gestoso marca el camino no sólo de noche, sino también a plena luz del día. "No tenemos espacio para tenerlo dentro del comercio", se quejan los tenderos de José Gestoso, mientras que otros vecinos se oponen enérgicamente a meter en sus casas unos cubos que se llenan con basuras que no son suyas. "A esto hay que darle una solución", reivindican. Desde Lipasam se asegura, por su parte, que se han estudiado todas las opciones posibles y avalan los cubos individuales como el mejor sistema de recogida de basura para mantener una imagen limpia del Centro de la ciudad. La polémica está servida. En septiembre todos los vecinos del Centro que se oponen a ello se unirán en una macroconcentración.

  • 1