Local

Las pymes miran hacia dentro y fuera

Una feria reúne a 7.000 directivos para ver las oportunidades del sector

el 18 nov 2010 / 21:39 h.

TAGS:

El alcalde de Sevilla presidió ayer el acto de inauguración de Expopyme 2010 en Fibes.

Conforman el grueso del tejido empresarial de Andalucía, donde las grandes empresas no se prodigan mucho. Las pymes son el núcleo pues de la actividad económica regional y también del empleo, de ahí que sus problemas y sus retos sean importantes para todos.

Para analizar su situación, la capital hispalense acoge hasta hoy Expopyme, una feria impulsada por EOI en la que se dan cita más de 7.000 emprendedores y directivos de pequeñas y medianas empresas en el mayor encuentro nacional del sector. Innovación, competitividad o internacionalización son los términos que más se escuchan estos días en Fibes.

La empresa Doccia, dedicada a la fabricación y venta de mamparas de baño y procedente de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), es una de las que pymes que ocupan un stand en la feria. Precisamente, uno de los retos que se marca ahora, en plena crisis, es la salida a otros mercados. "Hay que tener en cuenta que nuestro sector, aunque no lo parezca, es muy competitivo, así que hay que ampliar las posibilidades", señala el responsable de Marketing de la empresa, Leonardo Ginés.

Con el fin de animar a desembarcar en otros países a las pymes está presente en la feria el Instituto de Comercio Exterior (ÍCEX). Inés Pérez-Durántez, directora territorial, dice que este organismo trabaja mucho con las pymes y, a través del programa PIPE, con 900 andaluzas. "Hay más empresas que con la crisis se han animado a exportar, aunque tienen que ser conscientes de que no es una apuesta a corto plazo, sino a medio o largo".

Las empresas expositoras acuden de la mano de entidades financieras que están presentes en la feria y de la que son clientes, entre ellas BBVA, Banco Popular, Caja Madrid, La Caixa o Banco Sabadell. Curiosamente, no participa ninguna caja andaluza, "y eso que se les propuso, aunque han alegado no contar con fondos", aseguran desde la organización.

Esta sintonía no es el pan nuestro de cada día, al menos en lo que a financiación se refiere. Las empresas no dejan de quejarse de que el cierre del grifo es general, a pesar del esfuerzo de las Administraciones para evitarlo. Desde la banca se empeñan en defender que el crédito es igual de accesible para las pymes con esta coyuntura o incluso mayor. Ejemplo de ello es José Ángel Amor, director de la Banca de Empresas de Banco Popular.

"Decir que no queremos dar préstamos es como decir que una empresa que se dedica a la venta de jamón no quiere vender, porque nuestro negocio está ahí y el primer interesado en dar financiación es el banco", destaca. Además, asegura que la dirigida desde su banco a las pymes ha crecido un 3%, y que los productos más demandados están relacionados con la liquidez. De su mano viene La Guita, cuyo responsable de Marketing, José León, afirma no enfrentarse a problemas de financiación, al ser una empresa familiar y "saneada".

Uno que reconoce que la pelea con las entidades existe es el director general de Wellness Telecom, firma ubicada en la incubadora de Cartuja'93, aunque reconoce que al final la financiación llega, generalmente "gracias a los clientes", que permiten afrontar nuevos proyectos a esta empresa dedicada a desarrollar el concepto de Ciudad Inteligente a través de las nuevas tecnologías.

Las firmas representadas en la feria dedicadas al ocio son las que reconocen mayor dificultad ante la crisis, lo que les hace buscar nuevas fórmulas de negocio. Es el caso de Autocaravanas Hidalgo, cuyo gerente, José Hidalgo, dice que se ha movido hacia otros sectores, como el de Mobile Home o vehículos de alquiler. En ello coincide Pedro Luis Lazo, de PLT Calzados, de Valverde del Camino. "Hemos aprovechado la crisis para vender fuera, estamos en negociaciones hasta con Japón, para compensar así la caída interior".

También por dificultad pasan las tiendas como Tapicerías Madrid, dedicada a la confección de artículos como camillas o cortinas. "Cuando hay crisis, las grandes empresas pueden hacerle frente con más capacidad gracias a su capital, pero para la pyme siempre es más complicado", apunta Carlos Muñoz, representante en la feria de la firma.

  • 1