domingo, 17 febrero 2019
14:36
, última actualización
Economía

Las renovables tratan de lavar su "injusta" imagen

El sector se queja de la campaña de desprestigio en los medios por su impacto sobre el precio de la luz.

el 14 jul 2010 / 20:57 h.

Las energías renovables pueden suponer para España una tercera revolución industrial, siempre y cuando se apueste por ellas sin titubeos, se fomente la movilidad y el transporte sostenibles (como el coche eléctrico), se desarrollen tecnologías de almacenamiento de la electricidad y se configure un mallado de red con capacidad para absorber toda la generación.

El presidente de la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables (Aprean) en Andalucía, Mariano Barroso, señaló ayer que, junto con esas claves de futuro para el sector, éste necesita de unas reglas de juego claras, en velada referencia a los vaivenes jurídicos del cambio de primas por parte del Ministerio de Industria.

Y si no hay estabilidad legal, advirtió, "la credibilidad del Gobierno de España se verá bastante afectada" de cara al exterior, mientras que crecerá la desconfianza de los bancos hacia las renovables.

Barroso negó que las energías verdes sean responsables del déficit de tarifa e indicó que la industria sólo ha cumplido con los objetivos energéticos marcados por el Gobierno, de ahí que lamentara la injusta mala fama creada en los medios de comunicación pese a que, sentenció, "somos parte de la solución al cambio climático". "La verdad de las renovables es que podemos rebajar los precios de la electricidad".

Y lanzó este dardo. Si burbuja existe en la fotovoltaica, más la hay en la generación en plantas de ciclo combinado.

Opiniones encontradas. El director de Relaciones Institucionales de Endesa, Pedro Méndez Zubiría, que recordó que su compañía fue de las primeras en apostar por las renovables, consideró que las energías limpias son responsables "en alguna medida, no toda" del déficit tarifario, y defendió un mix energético "equilibrado", ya que a Endesa le toca velar por ofrecer un suministro de electricidad con garantías y de calidad pero a un precio razonable.

"No sólo de renovables puede vivir ni un ayuntamiento ni la economía de un país", desbrozó.

Para el director de Desarrollo de Negocio de Torresol Energy, José Ignacio Ortega, además del reto tecnológico, urge "ganar la batalla" que ha generado la "tormenta mediática" contra las renovables, a las que se ha hecho "culpables de todos los males del sector eléctrico".

José Luis Márquez, gerente de Sostiene, destacó que la sostenibilidad "ha dejado de ser una moda", pero lamentó que el sector fotovoltaico esté paralizado por la incertidumbre regulatoria y la amenaza del recorte de primas, que genera desconfianza entre inversores y entidades financieras. "No se puede cambiar el marco global de un día para otro".

Mientras, Blas Pérez del Ojo, director de Energía de Vorsevi, apuntó que la falta de liquidez ha llevado a empresas e instituciones públicas a no acometer acciones para reducir costes energéticos, pese al diagnóstico de auditorías específicas.

  • 1