Local

Las reservas de suelo dan para levantar hasta 60.000 pisos de VPO

Sólo quedan seis municipios por adaptarse a la LOUA y establecer su futuro parque de viviendas.

el 21 ago 2011 / 19:28 h.

TAGS:

Un obrero trabaja en la construcción de un bloque de viviendas.

Ni hay cimientos ni ladrillos por culpa de la crisis, pero al menos hay suelo suficiente para encarar el futuro. El área metropolitana tiene reservado terrenos para construir 59.306 VPO en 40 de los 46 municipios de la aglomeración urbana. Son los consistorios que ya han adaptado sus planeamientos urbanísticos a la Ley Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA). Sólo seis pueblos quedan por resolver su situación y, de ellos, seis en su fase final de tramitación, según la Consejería de Obras Públicas y Vivienda : Camas, Coria del Río, Mairena del Alcor, Guillena y el Viso del Alcor y Castilleja del Campo. El último en adaptarse a la normativa fue La Puebla del Río, que ha liberado suelo para construir 759 VPO.

El municipio que tardará un poco más en el proceso de tramitación será el de Castilleja del Campo, que casualmente es el de menor población de la Gran Sevilla, con apenas 700 habitantes empadronados. Su tardanza se debe a que ha optado por adaptarse a la LOUA a través de la redacción de un nuevo plan urbanístico (PGOU), que se encuentra en aprobación provisional. Los otros seis consistorios escogieron la vía rápida, que es la adaptación a la nueva ley de urbanismo

La Consejería de Obras Públicas y Viviendas señaló que con la adaptación a la LOUA de estos 40 municipios se cubren las necesidades futuras de suelo para VPO del 93% de la población del área metropolitana -representan 1,4 millones de personas-, así como el 78% del conjunto de la provincia. Esa adecuación obliga a los ayuntamientos a aplicar una reserva obligatoria del 30% para VPO. De igual modo, cumplir con esta tramitación autoriza a llevar a cabo modificaciones de su planeamiento que afectan a la clasificación de suelo, a las actuaciones sobre sistemas generales y a los cambios de uso, densidades y edificabilidad en suelos urbanizables y urbanos no consolidados. Esas modificaciones se traducen en nuevos crecimientos urbanos y en incremento de dotaciones y equipamientos.

Las 60.000 VPO proyectadas por la Ley de Suelo no son las únicas que están previstas en el área metropolitana. Hay que tener en cuenta de que en esas cuantas no se incluyen las viviendas previstas en las áreas de oportunidad del plan que vertebrará la Gran Sevilla durante la próxima década (Potaus). En este texto, se contempla la construcción de 55.000 viviendas, de las que entre el 60% y el 70% tendrán algún grado de protección. Las únicas que sí se contabilizan en estos dos listados son las más de 10.000 que hay previstas en la zona de expansión de Dos Hermanas (Entrenúcleos), donde por cierto ya se han comenzado a levantar las primeras promociones de viviendas.

Las previsiones de la Consejería de Obras Públicas pasan porque los seis municipios de la Gran Sevilla que aún quedan por cumplir la normativa completen los trámites a corto o medio plazo. En ese sentido, aunque comenzó con fuerza, la incorporación de los nuevos municipios va ahora más a cuentagotas. De hecho, en el último año sólo se han adaptado su plan tres municipios: Bormujos, San Juan de Aznalfarache y el ya citado de La Puebla del Río.

Los ayuntamientos tenían dos fórmulas para cumplir los requisitos de la LOUA: adaptaban parcialmente su PGOU o redactaban uno nuevo. De las 40 localidades adecuadas, la mayoría -32- completó ese proceso por la vía de la adaptación parcial, una figura que fue aprobada en 2008 para posibilitar asumir las directrices del marco urbanístico andaluz de una forma rápida para poner terreno en el mercado con destino a VPO. Estos documentos incorporan la disponibilidad para edificar 28.455 inmuebles.

Los ocho municipios restantes han adaptado al marco vigente a través de la redacción de otro plan general, algo que requiere un mayor periodo de tramitación. Con esta fórmula se ha reservado la edificación de 30.851 VPO.

  • 1