Local

Las reservas hoteleras caen 10 puntos en los días fuertes de Semana Santa

La ocupación prevista hasta la fecha se sitúa en el 76% entre el Jueves Santo y el Domingo de Resurrección.

el 22 mar 2013 / 10:27 h.

TAGS:

Los nazarenos llegarán a las calles de Sevilla este domingo. /Foto: Gregorio Barrera Los nazarenos llegarán a las calles de Sevilla este domingo. /Foto: Gregorio Barrera Faltan apenas dos días para que comience una de las citas estrella para el turismo sevillano, su semana grande, y las perspectivas no son nada halagüeñas. Los hoteles sevillanos contaban, a fecha de ayer, con un nivel de ocupación del 66% para la Semana Santa, lo que supone un descenso de siete puntos porcentuales respecto al año pasado, en el que a estas alturas las reservas alcanzaban el 73%. Es la respuesta que ha obtenido la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia al sondeo realizado entre algo más de medio centenar de establecimientos de entre dos y cinco estrellas. El sector ya está habituado a que los clientes apuren hasta el último momento, sabedores de que hay plazas disponibles y a la espera de una oferta de última hora, aunque lo cierto es que los hoteles, según precisa el gerente de la patronal sevillana, Santiago Padilla, ya han realizado un “esfuerzo muy importante” para mantener y reducir los precios, de modo que no espera que se produzcan descuentos relevantes en los próximos días porque “no tendría sentido bajarlos más, la rentabilidad se ha visto ya muy afectada”, apostilla. También pertenecen a otra época, ya lejana, aquellos clientes que se prodigaban durante toda la Semana Santa, de manera que ésta se divide en dos bloques, siendo la parte final de la misma, a partir del Jueves Santo, el momento álgido para el turismo. Y es precisamente en estos días fuertes cuando más pronunciada se hace la caída de reservas, que se sitúan en torno al 76%, diez puntos porcentuales menos que en la edición de 2012, mientras que a partir del Domingo de Ramos y hasta el Miércoles Santo la previsión de ocupación ronda el 57% frente al 62% del año anterior. Son datos, apunta Padilla, que se han incrementado notablemente en las dos últimas semanas, señal de nuevo de que no hay prisa por reservar. Los hoteleros, al igual que los hosteleros y el resto de actividades vinculadas al ocio y al turismo, miran al cielo. “Si la meteorología da una tregua, se podrían mejorar los datos con las reservas de última hora”, apunta Padilla. “El mercado está acusando el momento actual de la economía, y el turismo y el ocio no escapan a la crisis”. Es una situación “generalizada” de la que no se libra ninguna provincia. Y más cuando al tratarse de un turista mayoritariamente nacional, se nota más la coyuntura económica, la contracción del consumo, el menor gasto diario y de tiempo de estancia. Sí se ha producido un cambio, que refleja esa contención de precios. Según la patronal hotelera, si el año pasado la categoría hotelera con mayor ocupación era la de tres estrellas, este año se ven superados por los de cinco estrellas, con una media de reservas del 69,5%, dato que “da a entender que son los hoteles de mayor categoría los que más han bajado los precios”.

  • 1