lunes, 17 diciembre 2018
07:27
, última actualización
Feria de Abril

Las reservas para Feria están al 72% tras un puente que rozará el lleno

El mejor día de ocupación de la Feria es el viernes, que ya ronda el 85%, si bien los hoteleros confían aún en la demanda de última hora.

el 29 abr 2014 / 23:54 h.

El recinto ferial de Los Remedios acoge estos días los últimos preparativos. / Raúl Caro (EFE) El recinto ferial de Los Remedios acoge estos días los últimos preparativos. / Raúl Caro (EFE) Las expectativas del sector turístico para este puente son «muy buenas» y de momento incluso mejores que para la Feria que comienza inmediatamente después y que precisamente el Ayuntamiento decidió postergar hasta el 5 de mayo a petición de hosteleros y hoteleros para contar con dos fines de semana con tirón. Así, el gerente de la Asociación de Hoteles de Sevilla, Santiago Padilla, reconoció que de momento «la preferia está teniendo mejor demanda que la Feria» ya que durante el puente las habitaciones rozarán el lleno mientras que a día de hoy, las reservas para Feria están al 72%, un nivel similar a las previsiones que una semana antes del inicio barajaba el sector aunque finalmente la ocupación media en 2013 fue del 86%, siendo también superadas en el fin de semana de preferia pese a no coincidir con ningún puente y, eso sí, tras una Semana Santa nefasta por la lluvia que nada tuvo que vera con la de este año. Los resultados de la encuesta previa realizada por la Asociación de Hoteles de Sevilla revelan que la noche del viernes de Feria es la de mayor nivel de reservas, con un 85%, mientras que la del lunes del alumbrao es la que menos tiene. Con todo, los hoteleros confían en las reservas de última hora ya que «todavía hay margen de mejora y el tiempo va a acompañar durante toda la semana». Según Padilla, «todo hace pensar que la evolución iniciada en Semana Santa tendrá su continuidad en preferia, fundamentalmente con turistas procedentes de Madrid» –comunidad en la que además del 1 de mayo también es festivo el día 2–. El gerente de los hosteleros reconoció que «en los últimos años ha caído el turismo de negocios e incentivos de empresas que venía a la Feria y de momento no se ha recuperado», si bien auguró que que se note el cambio de tendencia de un sector con un aumento de la demanda de visitantes nacionales unido a los extranjeros que llevan ya un tiempo en alza. Por su parte, los hosteleros también tienen buenas perspectivas para el puente «porque la climatología es buena, los hoteles están llenos y el inicio de la temporada taurina también ayuda», según el presidente del sector, Pedro Sánchez-Cuerda. De hecho, en los bares y restaurantes, que cifraron entre un 25 y un 30% el aumento del consumo en Semana Santa respecto a la del año pasado, ha habido un efecto arrastre porque «el lunes posterior al Domingo de Resurrección fue festivo en otras partes de España y muchos visitantes se quedaron», a lo que se sumó la llegada el pasado domingo de un crucero que estuvo hasta el lunes en el Muelle de las Delicias. Los hosteleros tienen más expectativas en la preferia que en la Feria cuando «la demanda se concentra en el Real y en los locales de los alrededores», y no solo por los visitantes que vengan a pasar el puente sino porque «los sevillanos también se quedan rematando las casetas». Unas casetas cuyos ambigús suelen ser regentados por hosteleros especializados que van de feria en feria, cubriendo al menos las de Andalucía occidental, si bien «hay algunas empresas sevillanas que también se dedican a esto y que obviamente crean empleo al ampliar sus plantillas para cubrir estos días». Precisamente, la contratación de este tipo de trabajadores es objeto de campañas específicas de control por parte de la Inspección de Trabajo. Desde la Asociación Sevillana de Empresas Turísticas (ASET), José Miguel Nicolás también apuntó a unas previsiones «espectaculares» para el puente al añadir un factor más: la coincidencia con el Gran Premio de Motociclismo que se celebra este fin de semana en el circuito de Jerez, que «no tiene capacidad suficiente y mucha gente se aloja en Sevilla». Sin embargo, es crítico con el retraso de la Feria para tener dos buenos fines de semana al considerar que no se genera más demanda sino al contrario porque «el que viene al puente es turismo que viene a ver la ciudad, con un paquete de AVE o avión más hotel, y a la Feria si no es festivo solo viene quien se puede permitir cogerse días y además gastarse un dinero» por el consumo que conlleva esta fiesta. También denuncia que el conflicto de la Maestranza con las grandes figuras del toreo, ausentes de la Feria este año, «no ayuda a la ciudad ni a la marca Sevilla». De hecho, asegura que el cartel de esta Feria «no aporta nada» desde el punto de vista del turismo especializado que puedan atraer los festejos. En lo que todos coinciden es en que el clima es un factor determinante para el éxito y ni siquiera temen que el exceso de calor derive clientes a la costa.

  • 1