Local

Las reservas reducen el beneficio de Cajasol

Cae el 40% en el primer semestre, con 40,7 millones

el 04 ago 2010 / 19:48 h.

TAGS:

Antonio Pulido, presidente de Cajasol.

Cajasol registró en el primer semestre del año un beneficio neto consolidado de 40,71 millones de euros, el 39,96% menos que en el mismo periodo de 2009 debido al deterioro de sus activos por la crisis económica y a las reservas (o dotaciones) realizadas frente a los riesgos de impagos.

A ese beneficio contribuyó la plusvalía obtenida por la venta de la mitad de las acciones de su aseguradora Cajasol Vida -que se ejecutó el año pasado aunque aún reporta ingresos adicionales- y por inmuebles subastados, conceptos por los que se obtuvieron unos 13 millones, según el informe detallado que ayer envió la entidad sevillana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Tras analizar los distintos epígrafes de la cuenta de resultados se extrae que la crisis afectó al negocio tradicional financiero -el de prestar y captar dinero-, pues el margen de intereses se redujo el 8,44% (a 307,32 millones), mientras que el bruto lo hizo en el 10% (hasta los 421 millones). El margen de explotación (que resta los gastos, sobre todo los laborales y de administración, las dotaciones y las pérdidas por el deterioro de activos financieros) cayó el 12,2%, con 61,43 millones.

Pese al esfuerzo de la caja, los gastos de personal y administrativos no se redujeron en tasa interanual, mientras que la pérdida por el deterioro de activos financieros se colocaron en 105,05 millones -una cifra menor que los 128,5 de junio de 2009-, más 44,4 millones de euros en otro tipo de activos. En suma, el reflejo de la morosidad crediticia y el menor valor de participaciones inmobiliarias, tras endurecer la normativa el Banco de España.

Disminuyeron los depósitos (el -0,7%, hasta 21.833 millones) y los créditos otorgados (-3,15%, hasta 22.172 millones). La cúpula de la entidad considera que los resultados son "de calidad" y "fortalecen aún más su solvencia".

Tres tomas adicionales en inmobiliarias y dos salidas

El ladrillo fue el protagonista en los cambios en la cartera de participadas de Cajasol en el primer semestre. Así, la entidad sevillana tomó un 60% adicional Grupo Alca, de forma que ya posee el 100% del accionariado, otro 10% de Udinsa, hasta el 50% de su capital, y otro 1,93% de Imasatec, hasta el 31,93%. Estas tres operaciones, vinculadas al sector inmobiliario, sumaron un coste de 7,27 millones. En estos momentos, la banca aumenta su cartera inmobiliaria cuando hay impagos o como canje de créditos no devueltos. Mientras, la caja se desprendió del 60% que tenía en Inversiones Arrejanosa y el 40% de El Bosque Advance, operaciones que no aportaron ingresos.

 

  • 1