sábado, 17 noviembre 2018
21:09
, última actualización
Deportes

Las siete vidas de Frederic Kanouté

Juegue o más o juegue menos, siempre aparece, sobre todo si el equipo le necesita. Esta temporada lo hizo ante la Real Sociedad, ante el Valencia... y anoche ante el San Roque. Nunca da tregua.

el 13 dic 2011 / 23:37 h.

Cual gato que presume de sus siete vidas, bien por parecer inmortal gracias a su increíble resistencia y agilidad, bien por la posibilidad que le dan de reencarnarse en ser humano, como así creían en el Antiguo Egipto, Frederic Kanouté continúa agrandando su leyenda.

Su primera vida fue difícil, como la de aquel que deja su casa y se despide de sus hijos. La segunda, sencillamente mágica: 30 goles, rey de tres finales (Supercopa de Europa, UEFA, Copa del Rey)... La tercera, dura, marcada a fuego por la pérdida de un amigo llamado Antonio Puerta y asistir al fin de una era irrepetible. La cuarta, de ilusión, por saborear otra vez la Liga de Campeones y firmar otra campaña excepcional. La quinta, reivindicativa: siete goles en los diez últimos partidos para mantener al Sevilla en la élite europea un año más. La sexta, de compromiso, como la del que tira de su familia día y noche. Y la séptima, ejemplar, porque así es su comportamiento.

Kanouté ha perdido la titularidad en Liga, pero cuando sale, dice "aquí estoy". Como ante el San Roque, allanando el camino cuando más falta hace. Su legado no tiene fin.


  • 1