Cofradías

Las sillas de la Carrera Oficial experimentan la mayor subida en cinco años

El Consejo de Cofradías elevará los precios un 4,8% en 2011

el 09 dic 2010 / 19:33 h.

El Ayuntamiento aprobó ayer los nuevos precios de las sillas de la Carrera Oficial.

Mientras la mayor parte de los precios y tasas se congelan o se ajustan al IPC ante la crisis económica, las tarifas de las sillas y palcos de la Carrera Oficial experimentarán en 2011 su mayor subida en cinco años. Todos los precios se incrementarán en torno a un 5%, lo que situará el coste de algunos palcos de la Plaza de San Francisco por encima de los 700 euros. En el último lustro, el Consejo de Hermandades y Cofradías ha incrementado sus precios en más de un 16%, mediante revisiones anuales siempre superiores al 3%, y en muchos casos, como el del próximo ejercicio, superiores al incremento establecido en el IPC interanual.

En diciembre de 2009, hace ahora un año, el Consejo de Cofradías acordó un incremento del 3% en todas sus tarifas que justificó por los efectos de la aplicación de una serie de medidas de seguridad que recortaron el número de plazas de la Carrera Oficial en torno a las 500. Pero en este ejercicio, el incremento, del que tomó ayer conocimiento la Junta de Gobierno Local, se ha situado casi dos puntos por encima. Esta medida conllevará incrementos de entre 6 euros en las plazas más baratas hasta los 33 euros de las ocupaciones tradicionalmente más caras, como las de la citada Plaza de San Francisco. Con esta revisión, para obtener un silla en la Carrera Oficial en 2011 será necesario abonar como mínimo 63 euros, el coste de una plaza en Virgen de los Reyes, mientras que el máximo volverá a ser el precio de los palcos de San Francisco, que tendrán un coste de 711,93 euros.

"El incremento responde principalmente a la subida de los costes y a la implantación de la segunda fase del plan de autoprotección de la Carrera Oficial, que se pondrá en marcha en 2011", apuntó el secretario del Consejo de Cofradías, Manuel Nieto. Se refería con estas palabras a las medidas de seguridad que el Ayuntamiento ha exigido en este mandato al Consejo. La primera fase se llevó a cabo en 2010, cuando se tuvieron que suprimir 512 sillas de la Carrera para acondicionar las vías de salida, lo que derivó en una reducción de los ingresos. Además, en la última Semana Santa se invirtió en doblar el personal de seguridad y en la ejecución de nuevas mamparas en los pasillos traseros, que irán ancladas al suelo para evitar que los usuarios de los asientos pudieran desplazarlos. Este conjunto de medidas requirió una inversión de aproximadamente 150.000 euros.

En esta segunda fase, según apuntó el tesorero del consejo, Tomás Vega, no habrá reducción de plazas, pero sí nuevas medidas, como la implantación de tarimas en los suelos de los pasillos: "No queremos que quede ni un sólo resquicio en el plan que pueda generar algún problema de seguridad en la Carrera".

Desde el Consejo incidieron en que la subida "no tiene afán recaudatorio alguno" y que se trata simplemente de un incremento de los ingresos necesario para acometer nuevos gastos, tanto en medidas de seguridad como en la adquisición de nuevos materiales a los proveedores y en la reposición de elementos deteriorados.

Los precios de las sillas y palcos de la Carrera Oficial no dependen del Ayuntamiento, sino del Consejo de Cofradías, que lo pone en conocimiento del Ayuntamiento antes de solicitar la licencia de ocupación de la vía pública que tramita la Gerencia de Urbanismo.

Así se regula además desde el convenio firmado por el Ayuntamiento y el Consejo de Cofradías en 1998, que expiró hace dos años y que desde entonces se prorroga anualmente. "Nuestro objetivo es conseguir completar el plan de seguridad para renovar por otra década el convenio y no depender de prórrogas", puntualizó Manuel Nieto.

  • 1