Cultura

Las Spices se lucen en Madrid

Las Spice Girls se reencontraron el domingo con el público madrileño en un concierto muy festivo en el que demostrando que siguen siendo las reinas.

el 14 sep 2009 / 21:56 h.

Las Spice Girls se reencontraron el domingo con el público madrileño en un concierto muy festivo en el que hubo pocas concesiones a la improvisación y en el que dejaron dos cosas muy claras: que siguen siendo las reinas indiscutibles del entretenimiento y que Victoria Beckham es un fenómeno de masas. No fue un concierto de grandes voces ni de coreografías espectaculares, algo que, probablemente, tampoco iban buscando los miles de fans que acudieron al Telefónica Arena de Madrid para ver en directo a sus cinco divas.

Las Spice Girls deleitaron a su público con un concierto dividido en cinco actos y con multitud de cambios de decorados que, por momentos, se asemejó a un gran espectáculo de Broadway en el que las protagonistas rendían un festivo homenaje a la cultura pop noventera que ellas mismas lideraron.

Victoria Beckham, Melanie Brown, Emma Bunton, Melanie Chisholm y Geri Halliwell salieron al escenario con casi media hora de retraso al ritmo de Spice up your life, Stop, Say you'll be there y Headlines (Friendship never ends), uno de los dos temas inéditos que han incluido en su grandes éxitos.

Estéticamente homogeneizadas por obra y gracia del diseñador Roberto Cavalli, las Spice Girls demostraron que el directo ya no tiene secretos para ellas y consiguieron disimular sus carencias vocales gracias a un espectáculo milimetrado en el que tuvieron gran protagonismo los bailarines que les acompañaban.

En el tercer bloque del show las chicas picantes cantaron en solitario y volvieron al escenario rindiendo homenaje a su estética de los noventa. Ahí llegó uno de los momentos sorprendentes de la noche: Victoria Beckham se puso una enormes gafas de sol y comenzó a desfilar por el escenario al ritmo del Like a virgin de Madonna. No cantó, no bailó, pero el público se rindió a sus pies. Aunque los fans aplaudieron cada una de estas intervenciones, lo cierto es que en solitario las divas dejaron demasiadas carencias al descubierto. La cita continuó con los temas Mama y Wannabe y, al final, brindaron a sus seguidores un popurrí de clásicos de la música disco en el que no faltaron Celebration y We are family.

  • 1