Local

Las temperaturas bajarán 8 grados en sólo dos días

La semana que hoy comienza es un nuevo ejemplo de los días locos que la meteorología está deparando desde que arrancó 2009. Comenzará con temperaturas muy elevadas, más propias del inicio de la primavera que del mes de febrero, pero en apenas dos días el mercurio bajará hasta ocho grados.

el 15 sep 2009 / 22:20 h.

TAGS:

La semana que hoy comienza es un nuevo ejemplo de los días locos que la meteorología está deparando desde que arrancó 2009. Comenzará con temperaturas muy elevadas, más propias del inicio de la primavera que del mes de febrero, pero en apenas dos días el mercurio bajará de forma brusca, hasta ocho grados, dejando mínimas de entre tres y cuatro grados. Los cielos, esta vez, serán soleados, aparcada ya la borrasca que no dejó ver el sol en Sevilla más que dos días de los últimos 20, pero precisamente esa ausencia de nubes contribuirá a enfriar más aún la atmósfera, con lo que los días serán heladores.

Tras una leve escalada en las temperaturas, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para hoy cielos ligeramente nubosos, con una baja probabilidad de lluvia (30%); las temperaturas oscilarán entre los 11 grados de mínima y los 19 de máxima, y los vientos amainarán y soplarán suaves, a unos 11 kilómetros por hora. Para mañana martes se espera una situación similar: habrá más sol, no se esperan precipitaciones (apenas hay un 5% de posibilidades) y las temperaturas se mantendrán en parámetros parecidos, entre los 12 de mínima y los 17 de máxima.

Sin embargo, será en la noche del martes al miércoles cuando se produzca un giro notable en la situación. Las máximas previstas para Sevilla no se verán especialmente alteradas (sólo se augura un grado menos, hasta los 16), pero sí las mínimas, que de 12 pasarán a apenas 4, una caída en picado de ocho grados. Así, en Sevilla se registrarán valores entre dos y tres grados por debajo de lo acostumbrado en la ciudad en el mes de febrero, según el balance histórico de la Aemet, que abarca el periodo comprendido entre los años 1971 y 2000. Si el mercurio marca en esos años como media unos 12,5 grados, estos días la capital se queda siempre por debajo de los 10.

El miércoles, además, las rachas de viento del sur serán algo más fuertes, de hasta 14 kilómetros por hora, y se espera que el índice de rayos ultravioleta máximo no pase de uno o dos grados en una escala de diez, con lo que el sol no calentará especialmente. El cielo absolutamente despejado que se espera para esa jornada (con probabilidad de lluvia nula) no será, por tanto, garantía de calor.

El resto de la semana, según el pronóstico de la Aemet, se esperan días muy parecidos al miércoles, con temperaturas mínimas bajas para este mes, de unos cuatro grados, y máximas más benévolas en las horas centrales del día, entre los 16 y los 17 grados. Los vientos serán algo más notorios, pero no pasarán de los 18 kilómetros por hora. De nuevo, habrá una ausencia total de precipitaciones, con cielos despejados. De cara al fin de semana no se pronostican lluvias, pero sí temperaturas aún más bajas, nunca superiores a los 15 grados, y con mínimas de entre dos y tres. El viento se atempera y apenas se dejará notar.

  • 1