Economía

Las TIC del ahorro

Turismo y agricultura miran a estas tecnologías para crecer.

el 06 abr 2011 / 21:06 h.

Santiago Herrero, Antonio Ávila y Juan Tomás Hernani con directivos de Eticom y Ametic.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación se han convertido en una herramienta esencial en los tiempos que corren como elemento diferenciador para competir.

De hecho, expertos en el sector señalaron ayer en el marco de Business TIC 2011 que el turismo andaluz -uno de los buques insignia de la economía regional- podría reducir, como media, hasta en un 40% sus costes generales si se realizara una inversión de 200.000 euros en productos y servicios de este tipo en los más de 5.500 hoteles de la comunidad, lo que supone unos 1.110 millones.

Entre los principales ámbitos en los que podrían utilizarse las TIC destacan la eficiencia energética y la construcción sostenible, los sistemas de gestión integral de los establecimientos hoteleros y centrales de reservas, así como las redes de control y automatización de riego de jardines y espacios de descanso de dichos complejos.

Asimismo, los expertos destacaron que la utilización e implantación de las TIC también supondría una importante reducción de costes para las agencias de viajes en materias como la mejora en la gestión de reservas y otros servicios turísticos.

Pero no sólo el turismo se beneficiaría de su implantación. Los expertos resaltaron el importante impulso que supone el uso de las TIC para el sector agrario, ya que permitiría un ahorro en materia energética del 15% en las explotaciones agrarias andaluzas, así como una gran mejora en la gestión de la producción, la distribución y comercialización de productos y en la reducción de los costes generales.

Esto se traduciría en un ahorro del 20% en los costes de producción y en un aumento del 25% en los beneficios finales, con una inversión realizada que tendría su retorno inicial a los dos años. En este ámbito, las herramientas TIC más adecuadas se centran en la automatización y mejora de las redes de riego, los sistemas de control de producción de las explotaciones o la gestión integral, lo que permite un ahorro considerable en cuanto a la optimización de los procesos para la venta al cliente final.

Estas conclusiones se presentaron ayer en el Business TIC 2011, el mayor encuentro nacional de business to business (B2B) con formato networking de la industria tecnológica, que tiene como objetivo fundamental generar oportunidades de negocio y unir lazos entre las empresas nacionales e internacionales del sector TIC, y que se celebra en Bollullos hasta hoy organizado por la Asociación de Empresarios de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Andalucía (Eticom), y la Asociación de Empresas de la Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales de España (Ametic).

Región «preparada» con 1.600 firmas

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, afirmó ayer que las empresas andaluzas de Tecnologías de la Información y la Comunicación están “preparadas” para participar en el desarrollo del sector a nivel internacional, contando con una industria de 1.600 empresas que facturan 4.400 millones de euros, y apostó por su incorporación a nuevos nichos de mercado.

Ávila realizó estas afirmaciones en la inauguración del VI Foro Internacional de Negocios y Networking Business TIC, un acto que contó con la asistencia del secretario general de Innovación del Ministerio de Ciencia e Innovación, Juan Tomás Hernani, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Santiago Herrero, entre otros.

En este marco, apostó por la internacionalización y el desarrollo de nuevas áreas de negocio basadas en la innovación y afirmó que los datos de la UE señalan que el 25% del gasto de I+D proviene del sector TIC, responsable del 50% de los incrementos de la productividad en Europa.

Además, explicó que la Junta participa en esta evolución, como cliente y coordinandor y junto al sector, de las estrategias de crecimiento de la industria, unas estrategias que “deben ser renovadas ante la alta competitividad internacional”. Así, apostó por incrementar la presencia en nuevos mercados y la innovación para ofrecer productos diversos y de alto valor añadido. 

  • 1