Local

Las tormentas dejan trenes paralizados, caminos anegados y cultivos dañados

el 16 sep 2009 / 07:04 h.

TAGS:

Trenes de Alta Velocidad paralizados por la inundación de las vías, carreteras y caminos anegados, vecinos evacuados de sus casas o rescatados de sus coches y decenas de hectáreas de cultivos dañados es el balance de las fuertes tormentas de agua y granizo que han afectado a buena parte de la península.

Así, la potente granizada que cayó anoche sobre la provincia de Toledo ha dejado imágenes desoladoras en numerosas localidades, en especial en Pantoja, donde grandes trozos de hielo y árboles caídos han causado daños en decenas de coches, y 25 vecinos han tenido que ser evacuados.

La granizada también afectó a otras localidades de la comarca de La Sagra, como Villaluenga y Yuncler, lo que provocó la interrupción del servicio del AVE en su trayecto Madrid-Sevilla-Málaga sobre las 21 horas de ayer y de la línea Madrid-Cáceres, a las 0.09 de hoy, martes, y a Toledo capital, donde la intensidad máxima fue de 45 litros por metro cuadrado y hora.

Las fuertes lluvias arrastraron a la altura de la localidad toledana de Yeles el balasto, la capa de piedra machacada que se extiende bajo las vías férreas para asentar y sujetar las traviesas.

Finalmente, a las 16.00 horas, RENFE informó de que una de la dos vías del trayecto Madrid-Sevilla-Málaga acababa de ser abierta restableciendo el tráfico hacia el sur.

Según estimaciones de RENFE, las fuertes lluvias podría haber afectado, hasta las 14,00 horas de hoy, a 13 trenes AVE con origen en Madrid (2.273 viajeros), 9 con destino Madrid (1.394 viajeros) y dos transversales Sevilla/Málaga-Barcelona, así como a otras líneas de media y larga distancia.

Manzanares y Valdepeñas, en la provincia de Ciudad Real, son otros de los municipios castellano-manchegos castigados por las lluvias torrenciales, que afectaron también a la Serranía conquense, al sureste de Albacete y a la provincia de Guadalajara, de forma especial a Azuqueca de Henares.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) mantiene para hoy la alerta amarilla en las cinco provincias de Castilla-La Mancha por riesgo alto de fuertes tormentas y lluvias, ya que se prevén precipitaciones que lleguen a los veinticinco milímetros por hora.

En la Comunidad de Madrid la tormenta de lluvia, granizo y viento acompañada de aparato eléctrico que cayó a última hora de la tarde de ayer causó inundaciones en calles, casas bajas y garajes de la zona sur, donde las localidades más afectadas fueron Parla, Rivas Vaciamadrid, Humanes y Colmenar de Oreja.

La tromba de agua anegó casas de una planta donde el agua alcanzó el metro de altura, y dejó atrapados a ocupantes de varios vehículos, que tuvieron que ser rescatados por los bomberos de la Comunidad, y obligó a cerrar algunas carreteras y accesos a polígonos industriales.

En la Región de Murcia, las tormentas han afectado a unas 20.000 hectáreas de Cieza, Caravaca, Calasparra, Blanca, Abarán y las pedanías altas de Lorca, y los daños más importantes se concentraron en 7.000 hectáreas con cultivos como melocotoneros, uva de mesa y nectarinas.

Las organizaciones agrarias murcianas han solicitado a la Consejería de Agricultura que solicite al gobierno central la declaración de zona catastrófica, por lo que técnicos de la Comunidad están visitando esos territorios para hacer un minucioso análisis de la situación.

También en Extremadura, una gran tormenta de granizo causó importantes daños en el casco urbano, fincas y explotaciones agrarias de Guijo de Santa Bárbara (Cáceres).

La tormenta provocó inundaciones en diversas viviendas, originó el desbordamiento de arroyos, el arrastre de tierra y piedras, e importantes pérdidas en las cosechas de tabaco y pimiento en las fincas cercanas.

En Castilla y León, la tromba de agua caída el pasado domingo ha causado serios daños a la estación de agua potable de Navaluenga (Ávila), por lo que el Ayuntamiento se ha visto obligado a repartir agua embotellada a los más de 10.000 habitantes que tiene el pueblo durante el verano.

En cuanto a la agricultura, los cultivos más afectados por las tormentas de pedrisco de las últimas horas han sido la remolacha y la vid de Ciudad Rodrigo (Salamanca) y Pesquera de Duero (Valladolid).

  • 1