sábado, 15 diciembre 2018
10:12
, última actualización
Local

Las universidades sevillanas siguen fuera de la lista de las 500 mejores del mundo

La Hispalense salió en 2010 de la clasificación de Shanghái, un baremo internacionalmente reconocido, que en los últimos tiempos está siendo muy criticado por los campus españoles.

el 16 ago 2014 / 12:04 h.

TAGS:

La Hispalense abandonó en 2010 este selecto club y desde entonces no ha conseguido reengancharse. / Paco Cazalla La Hispalense abandonó en 2010 este selecto club y desde entonces no ha conseguido reengancharse. / Paco Cazalla Un año más, la clasificación de Shanghái, un listado elaborado por la Universidad Jiao Tong de esta ciudad china, con las 500 supuestas mejores universidades del mundo, ha dejado fuera a las instituciones académicas sevillanas. Pero no siempre fue así. En 2010, la Hispalense se cayó de este baremo internacional, y desde entonces no ha conseguido volver a reengancharse. De Andalucía, sólo la de Granada ha logrado colarse entre los puestos 301 y 400, siendo la de Barcelona el primer y único centro español entre que se sitúa entre los puestos 151 y 200. Esta lista, publicada ayer, tiene a las universidades Autónoma de Barcelona y Autónoma de Madrid entre los puestos 201 y 300, mientras que la Complutense, la Politécnica de Valencia y la Pompeu Fabra se sitúan entre el 301 y 400. La Politécnica de Cataluña se coloca entre el 401 y 500, al igual que la Universidad de Santiago de Compostela, País Vasco y Zaragoza. No es posible conocer el lugar exacto de dichos centros en esta clasificación, ya que a partir del puesto 100, la lista de Shanghái hace grupos y coloca dentro a los campus por orden alfabético. Este ranking, sin embargo, sí da una alegría a la Hispalense, reconociendo su mérito en el área matemáticas, donde logra situarse entre las 150 mejores del mundo, repitiendo la posición de 2013, junto a otros centros españoles. La inclusión y mejora de la posición de la US en este tipo de registros fue uno de los objetivos que se marcó el rector sevillano, Antonio Ramírez de Arellano, a su llegada al cargo. No en vano, creó con este propósito el Vicerrectorado de Internacionalización. Analizando este baremo es fácil distinguir una preeminente presencia de los campus anglosajones. Los diez primeros puestos los ocupan en su mayoría centros norteamericanos –Harvard, Stanford, Massachusetts Institute of Technology (MIT) y California-Berkeley, Princeton y Chicago–, aunque en quinto lugar se encuentra la universidad británica de Cambridge, y en el noveno, Oxford. Cabe tener en cuenta que para la elaboración de este catálogo se tienen en cuenta, entre otros aspectos, los premios Nobel y medallas Fields de Matemáticas recibidos por docentes y alumnos, además de valorar las publicaciones en revistas científicas del ámbito internacional o las citas que se hacen de trabajos de investigación realizados en estos centros. Y aunque este listado es toda una referencia internacional sobre la situación académica de los campus de todo el mundo, no faltan las voces críticas, especialmente en el orbe hispánico, que han puesto en duda la validez de los indicadores que se emplean en su confección. De hecho, en los últimos años este informe ha sido muy contestado por los rectorados españoles, al entender que los parámetros que se tienen en cuenta para elaborar la lista parten de desigualdades económicas e históricas, poniendo en entredicho el método de valorar los Nobel o la Medalla Fields –el Nobel de las Matemáticas– recibidos por los campus. Incluso la Comisión Europa estaba estudiando contraatacar y enfrentar al ranking de Shanghái uno propio, el U-Multirtanking, con el que tener en cuenta desde la reputación de la investigación hasta la calidad de la enseñanza y el aprendizaje que se ofrece en el campus evaluado. Si se observa la clasificación que hace Shanghái por países, España ocupa el puesto número 22, con sus 12 universidades en la lista –una en el entre las 200 primeras, cuatro entre las 300 y ocho entre las 400–. Por delante se sitúan naciones como Arabia Saudí,China, Rusia o Israel. Para encontrar otro país hispánico tenemos que bajar hasta el puesto 26, donde se localiza a Argentina; al 31, con México, o al 39, conChile. En la pasada edición de 2013 de esta clasificación de Shanghái, no aparecía ninguna universidad española entre las 200 primeras. Las que aparecían mejor situadas (entre 201 y 300) fueron la Autónoma de Barcelona, la Autónoma de Madrid, la Complutense y la Universidad de Barcelona. Le seguían la Politécnica de Valencia, Granada, Pompeu Fabra y Valencia (301-400) y País Vasco y Zaragoza (401-500).

  • 1