Local

Las urnas y la 'fuga' de cinco ministros dejan a Brown en la cuerda floja

El laborismo británico está en horas bajas. Gordon Brown tiene ante sí la dimisión de cinco ministros y un más que probable fracaso en las elecciones locales. Todo ello, como consecuencia del escándalo por los gastos de los parlamentarios y coincidiendo con las europeas.

el 16 sep 2009 / 03:50 h.

TAGS:

El laborismo británico está en horas bajas. Gordon Brown tiene ante sí la dimisión de cinco ministros y un más que probable fracaso en las elecciones locales. Todo ello, como consecuencia del escándalo por los gastos de los parlamentarios y coincidiendo con las europeas.

El ministro británico de Transportes, Geoff Hoon, fue ayer el último en presentar su dimisión y se convirtió en el quinto miembro del Gabinete laborista de Gordon Brown que renuncia en los últimos días -en total son 21 ministros-. A diferencia del titular de Trabajo y Pensiones, James Purnell, que tras dimitir exigió la marcha de Brown, Hoon no explicó los motivos de su retirada. El ya ex titular de Transportes dejó el cargo mientras el primer ministro se hallaba inmerso en una remodelación de su Gobierno, en medio de los malos resultados para su partido que está arrojando el recuento de votos de las elecciones locales celebradas el jueves.

La dimisión de Hoon se conoció horas después de que el ministro de Defensa, John Hutton, presentará su renuncia por razones personales pero subrayara su apoyo al líder laborista. En días anteriores, ya abandonaron sus puestos las ministras de Interior, Jacqui Smith, y de Comunidades y Gobierno Local Hazel Blears. Ayer a última hora, hizo lo propio la secretaria de Estado británica para Europa, Caroline Flint.

Entretanto, se sabe ya que el hasta ahora titular de Sanidad, Alan Johnson, que era visto como posible sustituto de Brown, será el nuevo responsable de Interior, en sustitución de la dimisionaria Jacqui Smith. Por su parte, el ministro de Economía, Alistair Darling, permanecerá en esa cartera, pese a las conjeturas de los medios británicos de que cambiaría de ministerio. El titular de Justicia, Jack Straw, continuará también al frente de su cartera, según indicó la BBC. El ministro de Empresas, Peter Mandelson, conservará igualmente su cargo, así como el titular de Asuntos Exteriores, David Miliband.

La autoridad del primer ministro se venía cuestionando en los últimos días por la decisión de varios "pesos pesados" de la formación de presentar su dimisión, mientras diputados laboristas rebeldes habían empezado a recabar firmas para una carta que pedía la marcha de Brown.

Los fatales resultados de las locales no hacen más que poner a Brown más contra las cuerdas. El Partido Conservador se perfila como ganador, mientras que el Partido Laborista queda relegado a la tercera posición, por detrás de los liberal demócratas, cuando se llevan escrutados una cuarta parte de los votos.

Según una proyección de la BBC, si los resultados registrados hasta ahora se extrapolaran a unas generales, los tories obtendrían un 38% de los votos, frente al 23% de los laboristas y un 28% de los liberales.

El Partido Laborista del primer ministro ha sido el más perjudicado por el escándalo del abuso de las dietas parlamentarias, además de por su gestión de la crisis económica. En estas circunstancias, Brown insistió en que es "la persona idónea" con "el equipo adecuado" para servir al país y ayudarlo a superar la crisis económica y parlamentaria. "Si no creyera que soy la persona idónea no estaría aquí", dijo. El jueves se celebraron en Reino Unido las elecciones europeas, cuyo resultado, que se publicará mañana, podría suponer otro mazazo.

  • 1