Local

Las 'Vacaciones en Paz' comienzan en Sevilla

Las víctimas de un conflicto político y militar enquistado en el norte de África llegaron el jueves a Sevilla. Son 653 niños que todavía no entienden la guerra de sus mayores y que gracias a la solidaridad de las familias de 85 localidades pueden recibir el premio de pasar las vacaciones en paz, lejos de unos campos de refugiados a56 grados de la hamada a la sombra.

el 16 sep 2009 / 04:30 h.

TAGS:

Las víctimas de un conflicto político y militar enquistado en el norte de África llegaron el jueves a Sevilla. Son 653 niños que todavía no entienden la guerra de sus mayores y que gracias a la solidaridad de las familias de 85 localidades pueden recibir el premio de pasar las vacaciones en paz, lejos de unos campos de refugiados a56 grados de la hamada a la sombra.

Así lo explica José Morilla, presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de La Rinconada, una de las agrupaciones locales que, un año más como hacen desde 1994, se vuelcan con los pequeños.

Fuentes de la organización explican que un 30% de los niños llegan con síntomas de desnutrición o anemia porque sólo cuentan con la comida que les facilitan las ONG y las asociaciones prosaharauis. "Es muy emocionante recogerlos, ver cómo se entusiasman con un simple grifo de agua corriente, con la ropa que regalarán a su familia", vuelve Morilla, que se indigna cuando voces contrarias al programa Vacaciones en Paz critican que a los niños "se les pone un caramelo de vida occidental en la boca que luego se les quita". "Sólo hay que ver lo contentos que vienen y las revisiones médicas, la alimentación que reciben estos dos meses y el calor tórrido del que escapan".

Pero ayer no era el día para discusiones, sino un día de abrazos, como el que pudo dar Juan Pulido, de Marchena, a la niña Galuha Mohamed; Pilar Medina a Houda, de 9 años; María de los Ángeles Fernández a Ausser, de 7; o María del Mar Becerril y Marco Álvarez a Lehsen Mujtar Mohamed, de 10 años que parecen 6 y que a las 14.30 horas de ayer llegó por primera vez a Sevilla cansado, desorientado y sin entender el español. Había partido a las cinco de la mañana del campamento de refugiados, un mundo fuera del tiempo, de los mapas y de las comodidades.

La asociación sevillana de Amigos del Pueblo Saharaui (www.saharasevilla.org

) organiza además este verano otras actividades para recordar a España la deuda que tiene con su ex colonia. Así, el 11 de julio la cantante saharaui Aziza Brahim actuará en Sevilla después de una marcha.

  • 1