Economía

Las ventas del grupo Renault pisan el freno

El grupo automovilístico francés, que posee en Sevilla una planta de fabricación de cajas de cambio, tan sólo incrementó sus ventas mundiales un 0,4% hasta septiembre y para el conjunto del ejercicio espera un "ligero" crecimiento. La clave: la ralentización de todo el sector.

el 14 sep 2009 / 19:41 h.

El grupo automovilístico francés, que posee en Sevilla una planta de fabricación de cajas de cambio, tan sólo incrementó sus ventas mundiales un 0,4% hasta septiembre y para el conjunto del ejercicio espera un "ligero" crecimiento. La clave: la ralentización de todo el sector.

El consorcio automovilístico francés Renault registró una cifra de negocio mundial de 29.904 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que representa un incremento del 0,4% en comparación con los datos de los mismos meses de 2006, informó ayer la filial española.

La división de automóviles de Renault obtuvo unas ventas totales entre enero y septiembre de este año de 28.374 millones de euros, lo que supone tan sólo un crecimiento del 0,1% en comparación con los 28.341 millones que facturó en mismo periodo del ejercicio precedente.

Mientras, la filial financiera de la compañía automovilística del rombo facturó 1.530 millones de euros hasta septiembre, lo que se traduce en una progresión interanual del 5,4%.

Si se toma en cuenta sólo el tercer trimestre del presente ejercicio, la multinacional que preside Carlos Ghosn cosechó una facturación de 9.342 millones de euros, lo que se traduce en una subida del 4,5% al compararlo con las cifras del mismo periodo del año pasado.

Entre julio y septiembre, la división de automóviles de la empresa alcanzó una facturación de 8.807 millones, un 4% más, mientras que la filial financiera registró una cifra de negocio de 535 millones, el 14,8% superior.

Para el último trimestre del ejercicio, el consorcio automovilístico espera contabilizar un crecimiento de sus ventas, gracias a la ofensiva de producto que está llevando a cabo, con el relanzamiento de nuevos modelos, como el Twingo o el Laguna. Para el conjunto del año, Renault prevé obtener un "ligero crecimiento" de sus entregas sobre 2006.

En el caso de España, y aunque la compañía no desagregó ayer sus datos por países, las ventas no fueron precisamente bien. Entre enero y septiembre de este año, y según los datos de Anfac, la patronal de la industria automovilística, las matriculaciones de vehículos Renault cayeron un 7,1%, hasta las 109.951 unidades.

Este descenso triplica con creces la bajada de las matriculaciones registrada para el conjunto de las marcas, que fue del 2% para el mismo periodo.

Con estas cifras, por segundo año consecutivo, los modelos de Citroën superaron a los de Renault -el tradicional líder- en el mercado español.

  • 1