jueves, 13 diciembre 2018
21:24
, última actualización
Local

Las ventas en la feria caen un 20% por la crisis y el calor

López pide “crecer para no decrecer” en 2013  y no se plantea recuperar la carpa en el futuro

el 21 may 2012 / 07:09 h.

TAGS:

Aunque fue la lluvia lo que despidió ayer esta última edición de la Feria del Libro, lo cierto es que ha sido más bien la ola de calor lo que ha protagonizado y fastidiado este año la cita literaria, en lo que a ventas se refiere, sin olvidar por supuesto la situación económica. Un 20% ha bajado la recaudación con respecto a 2011, una reducción que la organización atribuye fundamentalmente a las altas temperaturas registradas en la primera parte del encuentro y a la crisis.

Según el balance oficial dado a conocer ayer por el director de la cita, Javier López, los distintos expositores han coincidido en que el excesivo calor ha influido negativamente en los resultados, aún más que la difícil coyuntura económica, aunque en los últimos días, con el descenso de las temperaturas, se registró un repunte significativo de afluencia.

López señaló que no se han alcanzado los objetivos de ventas, aunque sí los de promoción y asistencia de público. Se ha conseguido mantener el modelo de feria y la calidad de las actividades. Alrededor de 18.000 personas han asistido a los cerca de 200 actos celebrados en los distintos espacios de la feria.
El director, que reconoció que este año ha sido complicado en lo presupuestario, ante los recortes de la Junta y el Ayuntamiento, advirtió de la necesidad de incrementar los apoyos y encontrar nuevas vías de colaboración, para lo que, a su juicio, "hay una buena predisposición en este sentido". Además recordó que la feria atrae turismo y es una actividad tractora de la economía para la hostelería de la zona.

La delegada municipal de Cultura, Mar Sánchez Estrella, presente en el acto, recogió el guante y manifestó su intención de aumentar el apoyo del Ayuntamiento si los presupuestos lo permiten, para lo que se reunirá con López el mes de junio.

"Hay que intentar crecer, para no decrecer el año que viene", aseguró el director, quien avanzó a El Correo que para 2013 su objetivo no es recuperar espacios perdidos en esta edición, como la carpa, sino intentar que los apoyos económicos que se sumen vayan a "mejorar la programación". Como alternativa, planteó "habilitar otros espacios de actividades en la Plaza Nueva".

  • 1